¿Cómo ahorrar con los propósitos de año nuevo?

Cada año la Navidad supone festejos, reuniones familiares e ilusión. Pero también trae consigo el cierre de año, y, al igual que las empresas, muchos nos paramos a pensar qué hemos hecho durante los últimos 12 meses y nos planteamos cómo queremos que transcurra el próximo año. ¿Cada mes de enero incluyes en tus propósitos de año nuevo ahorrar y precisamente son éstos los que te lo impiden? ¿Te apuntas al gimnasio para cumplir con tu objetivo de cuidarte y cuando te das cuenta se ha acabado el mes y has ido 2 días? ¿Quieres saber cómo cumplir con tus propósitos para 2014 y no arruinarte en el intento? Y ¿cuánto pueden ayudarte a ahorrar?

Si analizas atentamente la lista de objetivos que quieres cumplir en los próximos 12 meses verás que muchos, o casi todos, implican beneficios para tu salud y felicidad, o la de tu entorno. Sin embargo, lo primero que debes tener en cuenta si no quieres que acaben contigo es si son objetivos realistas o deseos difícilmente alcanzables. El problema de estos últimos es que no siempre se logra alcanzarlos y pueden acarrearte muchos gastos. Es posible que quieras dejar de fumar para ahorrarte los 2 paquetes diarios y que tu salud mejore, pero si quieres hacerlo en 1 mes y lo intentas con chicles, parches, terapias alternativas… es muy probable que las prisas hagan que no sólo no consigas dejar de fumar, sino que además generes un agujero en tu bolsillo.

Lo más importante es plantearte qué deseas conseguir, pero siendo realista. Si anotas en un papel dónde quieres llegar y te fijas pequeños objetivos a corto plazo para llegar a otros mayores será más fácil alcanzarlos. Además, intenta siempre buscar una forma económica de llegar a ellos. Si lo haces con tu familia podrá ser una actividad divertida y compartir objetivos siempre ayuda!!

Ahorra en y con tus propósitos de año nuevo

Mantener la línea

Proponerse bajar de peso y cuidarte después de unas semanas de fiestas y excesos es uno de los primeros pensamientos para el año nuevo. Sin embargo, dependiendo de cómo te lo plantees es posible que lo único que consigas perder sea dinero, además de tu paciencia. Empezar el año en el gimnasio es una buena idea, pero siempre y cuando vayas a ir con cierta frecuencia. ¿Alguna vez te has comprado un super robot exprimidor, triturador pensando en los zumos que te ibas a preparar cada mañana y luego no lo has utilizado? ¿Te compraste unas botas de montaña para hacer senderismo, el día que las estrenaste cogiste agujetas y no las has vuelto a usar? Lo mismo puede pasarte con el gimnasio.

Pagas la matrícula, la mensualidad, te compras la ropa y los complementos… y al segundo mes te cuesta encontrar un hueco en tu agenda, por muy vacía que esté, para ir al gimnasio 2 veces por semana. Recuerda que objetivos de este tipo no se consiguen inmediatamente y tu entusiasmo puede no acompañarte durante todo el camino. Desde Rastreator.com te recomendamos que comiences poco a poco. Sal a correr a un parque algunos días con tu pareja o amigos, así te ahorrarás la cuota del gimnasio y si te cansas del deporte no lamentarás el dinero que estás perdiendo. Si le coges gusto al ejercicio puedes comprarte entonces la equipación específica, deportivos adecuados y la ropa más profesional, o incluso apuntarte al gimnasio en ese momento, así ya sabrás que no vas a malgastar el dinero. Y si lo de salir a correr no te motiva, espera un par de días después de meditar que quieres hacer deporte y no vayas directamente a apuntarte al gimnasio en cuanto lo piensas. Hoy estás motivado, pero mañana puede que no.

Dejar de fumar

Comenzamos el año con optimismo, y eso se nota en nuestras expectativas para el nuevo periodo. Es posible que, al igual que muchos españoles, una de las promesas de renovación que te hagas cada día 31 de diciembre sea dejar por fin el tabaco, pero el camino es difícil. En este propósito es posible ahorrar si no se utilizan chicles de nicotina, parches o remedios que aunque tildados de “infalibles” sólo lo son un par de días. En este caso debes pensar en lo que vas a ahorrar si lo consigues y no vuelves a las andadas en febrero.

Teniendo en cuenta que un paquete de tabaco cuesta entre 4 y 5 euros, si suponemos que fumas uno diario de 4,5 euros, al mes te gastarás 135 euros y si fumas 2 al día serán ¡3.240 euros al año! Imagínate todo lo que puedes hacer con ese dinero y seguro que lograrlo es más fácil.

Aprender algo nuevo

Patinaje, cocina, inglés, chino, corte y confección… cualquier cosa nos parece interesante aprender llegado enero. Antes de gastarte un dineral recapacita sobre lo que quieres estudiar. ¿Eres un manazas en la cocina y quieres aprender a hacer guisos? ¿en tus vacaciones navideñas has descubierto que te encanta la magia? Cuidado, es posible que después descubras que te aburre ser cocinero o que hasta tus hijos descubren el secreto de tus trucos. Busca un curso elemental antes de apuntarte a un curso más avanzado, es mejor empezar por el principio, ¿no te parece? Y lo más importante, no olvides que necesitas ser constante.

Viajar más

Conocer lugares nuevos es un buen propósito para año nuevo. Si cada miembro de la familia guarda aunque sea 1 euro o 2 al día, cuando llegue el momento del viaje el desembolso no será tan grande. Además, hay muchas ofertas para pasar estupendos fines de semana fuera de casa, por lo que el viaje te saldrá más barato. Y si tienes tu destino elegido, no olvides comparar el precio de los vuelos y hoteles para conseguir el mejor precio.

También puedes optar por hacer intercambio de casa o compartir coche hasta tu lugar de vacaciones, ahorrarás dinero y el camino será más llevadero.

Comprar menos lotería

Cada año el día 22 de diciembre, después de comprobar que no te ha tocado nada en el sorteo de Navidad ¿te prometes no comprar tanta lotería el año siguiente? La creencia de que existe una pequeña posibilidad de ser millonarios de un día para otro puede hacerte caer en la tentación de comprar más y más lotería, y si no te toca en Navidad, quizá te toque en el Niño!!

Es cierto que un pellizquito de uno de estos sorteos puede alegrarte el año, pero al final lo que estás haciendo es arriesgar tu dinero. Por eso, la mejor forma de que te toque el gordo es ahorrando. No será tan inmediato, pero dispondrás de recursos para hacer frente al día a día y a los imprevistos. Coloca tus ahorros en depósitos u otro tipo de inversiones que te proporcionen rentabilidad y el año que viene tendrás más dinero sin haberlo jugado. Es la mejor forma de no perder!!

Estar más pendiente de la familia

Después de fechas tan señaladas, rodeados de familia día y noche, es posible plantearse, ¿y el resto del año? Puede que a mediados de año ya no te acuerdes de que te habías prometido llamar a tu tía cada semana, pero si lo haces, no te saldrá caro. Las tarifas de telefonía son cada vez más competitivas y puedes elegir la que más te conviene.

Para el nuevo año quiero… ahorrar

Uno de los imponderables es gastar menos dinero y aumentar los ahorros. Esta tarea la emprendes en compañía, y es que hay muchas aplicaciones para el móvil que te ayudan a ahorrar. Proponte metas realistas y será más sencillo. Acciones sencillas como llevar la comida al trabajo o salir a cenar fuera menos se notan al final de la semana, y más a fin de mes. Y cuidado al pagar con tarjeta!! Tendrás la sensación de que no estás gastando pero la cuenta baja y baja cada vez más. La mejor forma de no usar la tarjeta… dejándola en casa.

Propósitos para 2014

Para que alcanzar tu objetivo sea más fácil:

• Crea una lista de objetivos con pequeñas metas, realistas y bien definidas.

• Habitúate: si te propones una rutina y horario fijo para ir al gimnasio o para comer, será posible realizar las tareas que te propones para los 12 meses que se presentan ante ti.

Comparte tus metas: si en casa todos intentáis ahorrar, o cuidaros será más fácil y llevadero. El camino hacia la meta es más sencillo si lo haces en compañía.

Para lograr cumplir tus propósitos y que cuando finalice 2014 veas tu lista cumplida debes ser disciplinado y trabajar en ello. Llegar a pequeñas metas hará que te sientas realizado. Y recuerda, si fijas unos objetivos concretos y analizas cómo quieres alcanzarlos podrás ahorrar tanto a largo como a corto plazo.

Rastreator.com