Planifica tu viaje y ¡empieza a ahorrar!

Quedan menos de 3 semanas para las mini vacaciones de Semana Santa, fecha elegida por miles de personas para cambiar de aires y abandonar durante unos días la ciudad en la que viven y en la que pasan la mayor parte del año.

Aunque la opción de algunos es quedarse en su casa, descansar y aprovechar para ir al cine, visitar la última exposición de un museo o hacer turismo por los alrededores en busca de procesiones, hay otros que ven esos días como los ideales para ¡irse de escapada! Hacer girar la bola del mundo en busca de un destino, preparar la maleta y olvidarse durante un par de días de las obligaciones y los problemas para volver con las pilas cargadas.

Aunque los días libres no sean muchos y el destino elegido no esté muy lejos ¡no puedes dejar para el último momento la planificación de tu viaje! El billete de avión o tren, el hotel o incluso las entradas a los espectáculos o lugares que quieras visitar pueden sufrir aumentos de precio que te ¡pueden hacer hasta llorar!

Rastreator, que es un viajero experto y se conoce todas las triquiñuelas, quiere hacer que ahorres tiempo durante la planificación del viaje y, sobre todo, dinero. ¡Estate atento! Tu viaje puede ser mucho mejor de lo que parecía en un principio.

¿Qué medio de transporte vas a usar?

Lo primero que debes decidir es dónde vas a viajar. Una vez que sepas el rumbo a tomar te toca elegir el medio de transporte que vas a utilizar.

¿Te gusta viajar en tren o avión?

Si viajas en tren o avión ¡ni se te ocurra sacar el billete a última hora! Conforme se va aproximando la fecha los precios suben como la espuma y la diferencia entre sacarlos hoy o dentro de 10 días puede ser abismal, incluso corres el riesgo de que se agoten.

Además, para conseguir un buen precio una de las mejores opciones es comparar, Rastreator pone a tu disposición un comparador de Vuelos ¡para que ahorres tiempo y dinero! Y otro consejo, si vas en avión con una compañía ‘low cost’ ¡evita facturar! Viajar con mucho equipaje en el avión sale caro, así que intenta meter todo lo que vayas a necesitar en una única maleta de mano y ¡no te pases de los 10 kilos!

Otro dato importante es saber cómo te vas a desplazar una vez que bajes del tren o aterrice el avión. Si estás pensando en alquilar un coche ¡date prisa! No serás el único en plantearse esa opción. Llevarlo reservado desde casa no sólo te saldrá más barato sino que te permitirá escoger el modelo que tú quieras y evitarás, así, llegar al destino y encontrarte con los coches más caros o los que menos se adaptan a tus necesidades.

¿Prefieres ir en coche?

Pero si no quieres estar sujeto a horarios, retrasos y todos los inconvenientes que supone coger un tren o un avión y prefieres ir en coche, ¿sabes que aquí también puedes ahorrar? Aunque parezcan leyendas urbanas, es mucho lo que se ha hablado sobre el “efecto lunes” o el “efecto viernes”. ¿Has oído alguna vez que el lunes es el día más barato para llenar el depósito? o que ¿el viernes es el día en que sube el precio del combustible? Sea verdad o no, más vale prevenir que curar. Lo mejor que puedes hacer es fijarte durante un par de semanas en los precios de tu gasolinera habitual y eso sí, sea verdad o no, es probable que los precios más caros estén el día que empieza la operación salida. ¿Por qué? Porque los conductores que tendrán que echar combustible serán más que cualquier otro día, por eso de que van a salir de viaje.  Así que, ¡no apures hasta el último día para llenar el depósito!

¿Te has planteado compartir coche?

¡No te asustes! Compartir coche es una de las mejores maneras de reducir gastos y conseguir viajar  por unos precios increíbles. ¡Anímate! Hay muchas empresas que se dedican a poner en contacto a personas que quieren viajar a  un mismo destino y que ven con buenos ojos el compartir gastos, práctica que recibe el nombre de Carpooling.

¿Dónde te vas a hospedar?

Hotel, hostal, apartamento… a no ser que te dé cobijo un amigo o familiar o tengas una segunda residencia te va a tocar buscar un lugar dónde dormir. ¡Aquí también puedes abaratar o encarecer tu viaje! Lo mejor es que te tomes tu tiempo y compares. ¡No reserves en el primer sitio que encuentres y no lo dejes para última hora! Al igual que con los billetes de tren o avión, a medida que pasan los días baja la disponibilidad y suben los precios.

Además, una de las cosas buenas de utilizar comparadores de Hoteles, como el de Rastreator.com, es que te permite, en apenas unos segundos, tener en la pantalla de tu ordenador un gran número de ofertas con el emplazamiento exacto, fotos de la habitación y los alrededores… Y hasta opiniones de otros huéspedes que te acabarán de convencer o te ayudarán a cambiar de idea. Y no sólo eso, hay muchos lugares que te permiten reservar sin que tengas que pagar nada por adelantado y hasta te pueden dejar anular la reserva unos días antes si al final te arrepientes de esa elección o cancelas el viaje. Esta última prestación es importante, ya que en caso de no realizar el viaje el dinero que pierdes es menor que si reservas una habitación en un lugar que te obliga a pagar una señal.

A la hora de empezar a buscar no descartes la zona más céntrica por miedo a que los precios estén por las nubes ¡te puedes llevar alguna grata sorpresa! Pero no te cierres a la opción de alejarte un poco de la zona más turística. Aunque creas que es una mala idea estar alejado del “barullo” tiene cosas buenas, como que te permitirá pasear y patearte la ciudad y cuando te canses ¡tira de transporte público!

¿Qué quieres visitar o con qué te vas a entretener?

Las visitas guiadas, los museos o las zonas de “turisteo” son los lugares más comunes en los que encontrar a un gran porcentaje de los turistas y viajeros. Antes de salir de casa ¡infórmate de las principales atracciones que ofrece el lugar de destino! No todo lo importante o lo imprescindible cuesta dinero, es más, en España hay muchas ciudades que tienen una suculenta oferta de ocio gratuito.  Pero no sólo eso, hay ciudades que en función del día de la semana tienen descuentos especiales o incluso entrada gratuita.

Haz una lista de prioridades y fíjate un presupuesto, y a la hora de comer o cenar ¡huye de las zonas 100% turísticas! Los precios suelen ser mucho más altos y la calidad suele dejar que desear. Investiga, piérdete por las callejuelas y descubre sitios apartados del bullicio de las cámaras de fotos y de los turistas despistados con mapa en mano.

Además, muchas veces los turistas cuentan con packs o bonos especiales de visitas en los que se suele incluir entradas a museos, a lugares de interés turístico e incluso el transporte público. No dejes escapar de visitar algunos lugares gratuitos por otros en los que la entrada cuesta un riñón. ¡Prioriza y no te satures! Lo importante es que te dé tiempo a disfrutar de la ciudad, de la gente, de los paisajes y de su ¡gastronomía! No te pases el día de un lado para otro sin parar, que al final no te da tiempo ni a respirar ni a procesar toda la información.

¿Estás pensando en contratar un seguro de Viaje?

Si tienes la intención de viajar a un lugar “exótico” o el presupuesto final se te ha ido un poco de las manos te convendría contratar un seguro de Viaje y guardarte las espaldas. ¡Más vale prevenir que curar! Aunque no te pongas en lo peor siempre puede surgir algún imprevisto que te arruine el viaje. Por eso, para que las penas sean menos siempre es recomendable contar con un seguro de Viaje.

Aunque no tienes que ir con mentalidad pesimista pensando que pueda ocurrir algo malo nunca está de más tener todos los cabos atados y requeteatados. Pero ¡recuerda! vayas a cruzar el charco o sólo unas cuantas calles lo más importante es que trates de disfrutar al máximo de estos días de vacaciones. Y si eres de los que no se va a mover de su casa ¡apúntate estos consejos! El puente de mayo está a la vuelta de la esquina y ¿quién sabe? si estás atento a lo mejor puedas encontrar un chollo de viaje para esas fechas.

Rastreator.com