¿En coche a ver a la Roja?

Si eres un fiel hincha de la Roja y te has planteado viajar a Polonia sobre ruedas para verles disputar los tan temidos cuartos de final, no te puedes perder la guía de viajes que te proponemos: desde Rastreator.com te ayudamos con cuestiones tan básicas como el límite de velocidad, el estado de las carreteras y te contamos algunas curiosidades que puedes encontrar “on the road” de este país europeo.

1. Sobre los usos y costumbres de la conducción polaca: según afirman en la página web holapolonia.com, la conducción en Polonia suele definirse como “agresiva”, ya que son muchos los vehículos que “circulan a velocidades poco recomendadas para el tipo de vía en cuestión y es normal que los coches circulen ocupando los arcenes dejando por el medio de la vía un espacio a modo de carril de adelantamiento”.

2. De las velocidades máximas: Polonia es uno de los países europeos con los límites de velocidad más ‘permisivos’. En las autopistas hay que tener cuidado en no sobrepasar los 130 Km/h, en secundarias no se debe de conducir a más de 90 km por hora y en ciudades el límite está en 50 km/hora.

3. Para despistados: Las mejores rutas para llegar a Polonia desde Europa occidental provienen de la República Checa (Praga – Wroclaw) y de Alemania (Berlín – Poznan). En general las carreteras polacas no se encuentran en un estado óptimo para disfrutar de una conducción 100% cómoda, aunque sí se puede disfrutar de bonitos paisajes montañosos.

4. Cuidado con los animales en la calzada: En torno al 28% del país está poblada por bosques, así que cuando conduzcamos por estas zonas hay que estar muy atentos a los animales que puedan cruzarse en nuestro camino y darnos un buen susto.

5. Alternativas a los restaurantes de comida rápida: En los arcenes de las carreteras secundarias es bastante habitual encontrarse con tenderetes de lugareños donde venden sus frutas y vegetales. Aprovecha el viaje y descubre la auténtica gastronomía polaca en tu ruta.

6. Siempre seguro: Antes de emprender los 2.835 kilómetros que separan España de Gdansk (Polonia), es recomendable contar con un buen seguro que cubra todas nuestras necesidades. En viajes largos como este, es fundamental contar con una buena asistencia en carretera para que nada estropee tu aventura.

Si decides optar por el coche como alternativa a cualquier modo de transporte procura viajar acompañado para poder conducir por turnos, bebe refrescos para evitar la deshidratación y el cansancio y ten siempre en mente las tres “P”: prudencia, prevención y precaución. ¡No hay dos sin tres!

Rastreator.com