Consejos para ahorrar energía, dinero y protege la naturaleza

Estamos en la semana ahorrativa y para no ser menos también nos preocupamos por el medio ambiente. Por eso hoy os queremos dar unos consejillos para ahorrar en la factura de la luz y además ser buenos chicos con nuestra madre naturaleza.
– Al comprar un electrodoméstico, elige el de menor consumo en agua y electricidad. Solicita siempre que te informen de estos consumos y no compres ningún electrodoméstico sin leer las condiciones técnicas.
– Sitúa la nevera alejado de fuentes de calor y con suficiente ventilación para la rejilla del condensador. Cómpralo con aislantes de última generación y componentes de alto rendimiento.
– Estudia la posibilidad de instalar una lavadora o lavavajillas con doble toma de agua: Caliente y fría.
– Haz un tratamiento preliminar y manual de las manchas en la colada o en la vajilla y de esta manera podrás utilizar programas en frío o económicos.
– Si tienes cocina eléctrica piensa en su sustitución por una de gas. Consumirás la cuarta parte de energía para obtener el mismo servicio y amortizarás en poco tiempo la cocina nueva.
– Desconecta el televisor cuando no lo estés atendiendo. Apaga las luces y los aparatos eléctricos que no estés usando en ese momento.
– Sustituye las bombillas “normales” que emplees por otras de bajo consumo. El precio de compra es mayor, pero habrás amortizado la inversión en 2 años, pues consumen un 80% menos y duran 8 veces más.
– Aprovecha la luz natural. Emplea colores claros para decorar tu casa, ya que absorben menos luz.
– Utiliza luces próximas para trabajos como leer, coser, estudiar y elimina luces indirectas, que suponen un gran consumo al tener que ser de mayor potencia.
– Regula la temperatura de tu casa en torno a 18 ºC y el agua caliente a 45 ºC. No tienes que andar en camiseta para sentirte a gusto.
– Detrás de los radiadores coloca papel de aluminio para que con la radiación calorífica se refleje. Elimina los cubre-radiadores y utiliza paneles solares para calentar el agua de los radiadores.
– La moqueta y alfombras reducen la pérdida de calor por el suelo.
– Cuando vayas a comprar, lleva tu propia bolsa o carro. De esa forma no necesitas bolsas de plástico, con lo que generarás menos basura.
– Compra la menor cantidad posible de productos empaquetados (generan el 30% de la basura doméstica). Siempre que puedas, consume productos locales. Se promociona el sector primario de la zona y utiliza menos transporte.
El ahorro energético será la aportación que la ciudadanía consciente y preocupada por la calidad de vida puede hacer para reducir los impactos del uso de la energía y de esta manera ganar tiempo para introducir energías y técnicas limpias que sustituyan a las actuales.

Rastreator.com