¿Cuál es tu asiento favorito en el avión?

Llega el momento de las vacaciones, y hay que reconocerlo, el avión es el transporte más rápido para llegar a tu destino. Los hay grandes, pequeños, de los que impresionan nada más verlos y de los que parece que se van a caer en cualquier momento. Pero hay algo que tienen todos, sus asientos. Pueden estar distribuidos en varios bloques de 1, 2 ó 3 butacas cada uno. También puedes tener más o menos espacio para estirar las piernas, pero lo que es seguro es que sólo 2 asientos de cada fila están al lado de la ventana. En elegir un buen asiento está la clave para disfrutar del viaje por las nubes. ¿Eres de los que seleccionan el suyo o lo dejas al azar? ¿Cuál es tu favorito?

El asiento favorito de los españoles

Planificas tu viaje, eliges el hotel, la compañía aérea, la tarifa… ¿y el asiento? No todas las aerolíneas te permiten seleccionar el lugar que deseas ocupar en el avión, pero cada vez son más las que sí lo hacen, aunque sea aplicándote un suplemento en el precio. Ventanilla, pasillo, primeras o últimas filas, en la salida de emergencia, a la altura de las alas, cerca del baño… tienes muchas opciones a la hora de seleccionar el lugar en el que quieres volar.

Ventana o pasillo

Entre todos ellos los que están pegaditos a la ventana son los más codiciados, según un estudio de Easyjet ¡6 de cada 10 pasajeros los prefiere! Además, los del lado derecho del avión son los que antes se agotan, ¿nos sentimos más seguros en el lado derecho? A Rastreator le da igual derecha o izquierda, eso sí, sabiendo esto… igual empieza a sentarse en las ventanillas de ese lado, ¡¿algo tendrán que tener para que la gente los prefiera?! 🙂

En las primeras o en las últimas filas

En cuanto a las filas de asientos, es cierto que cuanto más cerca te sientes de las puertas más rápido entrarás y saldrás del avión y no tendrás que esperar a que una interminable fila de gente te deje salir de tu sitio, coger el equipaje de mano y salir del aeroplano. Sin embargo, el mismo estudio indica que las filas cuyos asientos son los más codiciados son la 6 y la 7. En concreto… ¿sabes cuál es el asiento favorito de los europeos en un avión estándar? ¡El 7F! El menos querido es el 19C, no sabemos qué habrá hecho ese sitio a los viajeros para que les guste tan poco, pero en el próximo vuelo igual le damos una oportunidad para comprobar si de verdad es tan malo o hemos encontrado nuestro favorito. Sería una suerte, porque no tendríamos que luchar por conseguirlo al ser el que más se tarda en reservar.

Pero ojo, las preferencias varían dependiendo de la edad y sexo de los viajeros. Los menores de 25 años tienden a sentarse al lado de la ventana, mientras que conforme va aumentando la edad la tendencia tiende hacia el pasillo y sólo el 3% de los españoles se decanta por el asiento del medio. Justo éste es uno de los menos queridos, confiésalo, hasta tú eliges cualquiera antes que el del medio a no ser que sea porque cedes a tu acompañante la ventana o el pasillo.

Elegir asiento en el avión

Quién no recuerda las carreras para ponerse el primero en la fila de entrada a los aviones de compañías ‘low cost’ para subir el primero y escoger el mejor asiento, o el fastidio que suponía que los de la puerta de embarque te entretuvieran con el billete y la otra fila de gente entrara mucho más rápido. ¡Por no hablar de cuando subías tarde y te tocaba sentarte en una de las primeras filas y a tu pareja en las últimas! Estas situaciones ahora se evitan en la mayoría de las aerolíneas con la posibilidad de elegir asiento o la asignación del mismo de manera automática. Si quieres viajar en avión la mar de cómodo ten en cuenta:

  • El avión: No todos los aviones son iguales, y el asiento depende del tipo de avión. Los pequeños tienden a tener asientos estrechos y con poco espacio para las piernas, por lo que en ellos puede resultar más cómo elegir el sitio del pasillo para estirarlas y evitar el temido síndrome de las piernas inquietas. No te engañes, este problema de salud no se limita a los aviones y asientos baratos, hasta en business puedes sufrirlo. ¡Incluso existen páginas web en las que puedes seleccionar el vuelo en el que viajas y el avión para ver las características de los asientos”
  • Las salidas: las puertas se suelen encontrar en la parte delantera y trasera de la aeronave, pero disponen de una salida de emergencia sobre las alas. En los aviones pequeños el lugar situado junto a esta puerta de emergencia es el que más espacio tiene para las piernas, pero, eso sí, si te sientas en él deberás tener el equipaje de mano en el compartimento superior para que no moleste en caso de que tenga que ser utilizada.
  • Los baños: se encuentran siempre cerca de las salidas, y en el caso de los vuelos largos también puede haber uno a mitad del avión. Si eres de los que te pasas el día yendo al baño localízalo y sitúate cerca, por el contrario, si te pone nervioso volar y prefieres poder estirarte de vez en cuando busca un asiento alejado y en el pasillo y podrás darte un paseíto de vez en cuando hasta él sin tener que molestar a nadie.
  • El asiento: existen muchos tipos. Los hay anchos, estrechos, con espacio entre ellos o pegados, reclinables o fijos… El modelo depende de la compañía aérea, de la clase en la que viajas y de si es un vuelo doméstico o vas a cruzar el charco. Cuando elijas el asiento busca primero información sobre los asientos del avión para poder seleccionar el que más te conviene según tus necesidades.
  • El destino del vuelo: en las rutas domésticas el espacio es reducido, por lo que los asientos situados al lado del pasillo o de las salidas de emergencia son los indicados si quieres tener más movilidad. Cuando el destino es internacional y el viaje es largo también pueden ser éstos los mejores en cuanto a espacio, pero ten en cuenta que están cerca del baño y el tráfico va a ser elevado, por lo que no te van a dejar cerrar ni un ojo para descansar.

¡A volar!

Viajar acompañado de las vistas aéreas o con las piernas estiradas en el pasillo, da igual qué asiento elijas para llegar al destino, lo importante es disfrutar del viaje y de las vacaciones. Pero si quieres poder seleccionar tu asiento favorito recuerda que algunas compañías cobran por ello, por lo que tendrás que sopesar si te interesa pagar ese suplemento, además, reservar con anterioridad el vuelo te permitirá tener más posibilidad de elección al no estar ocupados todos aún. Volar es una manera rápida de llegar al lugar donde vas a vivir tus vacaciones si éste se encuentra a cierta distancia, y si comparas precios no tiene por qué salirte caro. Comparadores como Rastreator.com te permiten ver las ofertas de las distintas aerolíneas en un solo vistazo para que reserves el mejor vuelo.

Rastreator.com