Destinos y rutas moteras

La ruta más rápida para hacer un recorrido en coche o moto es la más sencilla, la que tenga mejores carreteras o la que soporte menos tráfico. Pero la línea más divertida que une 2 puntos de un mapa en moto no suele coincidir con este tipo de rutas, más bien con lo contrario. España tiene unos 500.000 kilómetros cuadrados y más de 640.000 kilómetros de carreteras y vías públicas para disfrutar de la moto… las opciones son numerosas.

Muchas de las rutas más famosas para hacer a 2 ruedas están fuera de nuestras fronteras pero en un fin de semana no podrás ir a la ruta 40 de Argentina o la Costa Amalfitana en Italia, tampoco hasta las carreteras de Suiza, Reino Unido o los Balcanes. Afortunadamente, para hacer grandes rutas a 2 ruedas no necesitarás irte tan lejos. ¿Quieres saber las mejores rutas moteras españolas? Rastreator.com te acompaña en tu viaje.

Ruta 66 en moto

La madre de todas las rutas, la Ruta 66, cruza 3.939 kilómetros entre Illinois, en Chicago, y California, en Los Ángeles, atravesando 3 zonas horarias y 8 estados, entre los que se encuentran Misuri, Kansas, Texas, Nuevo México y Arizona.

España no cuenta con la superficie de Estados Unidos, y atravesarla diagonalmente de un lado a otro es un trayecto mucho más corto, pero ¡no por ello menos atractivo! Por eso, algunas comunidades se han unido para potenciar la ruta motera más conocida internacionalmente pero a la española.

España motera

Desde el desierto de Almería hasta los Picos de Europa pasando por una gran variedad de bosques y terrenos, los motoristas podemos deleitarnos en una España muy motera. Más de 5.000 kilómetros de costa y zonas tanto de sol como de lluvia, verdes o con horizontes abiertos que se unen a grandes montañas por cuyas carreteras se puede realizar un delicioso viaje en moto. Los moteros buscan el simple placer de conducir y la sensación de libertad, y las carreteras de España lo ponen al alcance de su mano.

De la Ruta 66 a la A-66

La ruta motera por excelencia es la Ruta 66. Ha protagonizado películas y salido en series, pero la “calle principal de América”, como muchos la llaman, nos queda un poco a desmano.

La A-66 y la N-630

Actualmente la carretera que va de Sevilla a Gijón, y que por lo tanto atraviesa poco más o menos que toda la superficie de la península casi coincide en nomenclatura con la famosa Ruta 66, pues recibe el nombre de A-66. Su origen es la Vía de la Plata, una calzada romana que unía Mérida con Astorga, y que actualmente es una de las excepciones a la estructura radial de las carreteras españolas, ya que es una autovía que no pasa por Madrid. A través de ella todos los conductores pueden atravesar la península mientras contemplan los distintos disfrutar de multitud de entornos naturales, rurales y urbanos a lo largo de cientos de kilómetros.

Pero si además buscas un recorrido un poco más difícil para disfrutar de la conducción puedes optar por la N 630, la verdadera Ruta de la Plata. Esta vía es una de las carreteras nacionales más largas del país, y su punto de origen y destino es el mismo. Debido a que era una de las vías con más tránsito y que contaba con 2 puntos negros en su recorrido se desdobló con la construcción de la autovía Ruta de la Plata, la A-66. Por lo tanto, ahora existe una gran ruta motera sin grandes masas de tráfico. Si en lugar de optar por la vía rápida atraviesas la península por la nacional 630 contemplarás de la diversidad de los paisajes de Sevilla, Cáceres, Salamanca, Zamora, León y Gijón. Recorrer España por la moderna A-66 o por la clásica N-630 te ofrece puertos de montaña, sinuosas carreteras, dehesas y valles además de costa y llanuras. Un recorrido que además tiene historia y buena gastronomía. Seguro que haces más de un alto en el camino para degustar los manjares que te encuentras. Pero cuidado, 2 de los tramos de la nacional figuran entre los 150 ¡más peligrosos de España!

Picos de Europa: de Cantabria a León

Si recorres la zona de los Picos de Europa, desde Cantabria hasta León, pasando por Asturias, encontrarás rudas cimas y profundos valles que seguro querrás volver a ver. Desde Cangas de Onís, pasando por el Desfiladero de los Beyos, trazado por el río Sella, te rodearán innumerables formaciones rocosas y estrechuras que harán el camino muy interesante. Rocas y bosques se entremezclan en un recorrido que pasa por el Valle de Valdeón hasta llegar al puerto de San Glorio y Potes. Si ya conoces esta ruta sabes de qué estamos hablando, si no, sus 2 puertos e innumerables curvas te dejarán ‘mareado’ porque seguro que la belleza del paisaje no te decepciona. Las sensaciones que te transmitirá no tienen precio.

Cabo de Gata: de Almería a Granada

Otra de las imprescindibles que no puede faltar en tu hoja de ruta de motero es la que transcurre por el Cabo de Gata hasta Granada. Desde los paisajes marinos del Cabo en Almería hasta el desierto de Tabernas o los blancos paisajes que rodean Sierra Nevada. Bellas vistas que despejarán tu mente y te permitirán gozar de la libertad que te confiere tu moto.

La ruta de las 600 curvas: tierras sevillanas

Por la sierra de Sevilla transcurre la denominada carretera de las 600 curvas. No son muchos kilómetros, pero se trata de curvas lentas y muy cerradas que disfrutarás sobre las 2 ruedas. Sólo son 254 kilómetros, ¡y menos mal porque si no el cansancio acabaría con muchos moteros! Si quieres hacerla tus brazos y hombros deben estar en forma!

Carretera del Garraf: en Barcelona

Y si quieres una ruta cerquita de Barcelona la mejor opción es la conocida carretera del Garraf. Por ella podrás combinar el placer de conducir tu moto con el paisaje y muchos puntos turísticos en los que hacer breves paradas, tanto en el parque natural del Garraf como en el castillo de Canyelles o el parque del Foix y Sitges.

Puerto de la Cruz Verde

La catedral motociclista de Madrid es el puerto de la Cruz Verde. Este tramo, que se encuentra entre las localidades de San Lorenzo de El Escorial y Robledo de Chavela es una de las zonas más bonitas de la sierra madrileña para visitar en moto. Un lugar de encuentro para muchos moteros, sobre todo madrileños, durante los fines de semana y por lo tanto la ruta más célebre de la comunidad madrileña. Curva tras curva el buen estado del asfalto te permitirá tumbarte y además lo harás seguro, porque sus guardarrailes están protegidos con forros circulares.

Rutas a 2 ruedas

Elijas la ruta motera que elijas, esté al norte o al sur, dentro o fuera de España… haz un par de altos en el camino para poder contemplar tranquilamente cada lugar como se merece. Además, puedes unir la ruta en moto con una buena gastronomía, porque quitarte los guantes y chuparte los dedos es muy recomendable en muchas de las zonas por las que transcurren las mejores carreteras moteras. Viaja, conduce, come y aprovecha la libertad que te otorga tu moto, pero hazlo siempre seguro. Para hacer el mejor viaje elige una buena ruta motera, pero para viajar seguro lo principal es que contrates una póliza para tu Moto, y en Rastreator.com conseguirás un buen precio. ¡Buen viaje!

Rastreator.com