Equivocarse en el tipo de combustible, un error de lo más común

Pese a lo cómico que pueda resultar, un reciente estudio de la compañía Leaseplan confirma que equivocarse en el tipo de combustible al repostar es el error más común que termina en avería del automóvil por uso incorrecto, un 41% del total. Cómico, sí, pero puede causar un daño grave en el coche. De hecho, además de impedir su funcionamiento, esta circunstancia requiere de una limpieza a fondo de las bujías y el circuito del motor, nada agradable para el bolsillo del propietario del vehículo.

El segundo de los errores más habituales en el uso del coche está en olvidar las llaves en el interior de un vehículo cerrado (25%), lo que se traduce en cambios de cerradura si no se dispone de la correspondiente copia. Otro de las descuidos más comunes se encuentra el no prestar atención a los testigos luminosos del salpicadero (23%), que cumplen su misión de avisar al conductor que algo no está funcionando correctamente en el vehículo. De hecho, este asunto debe ser tomado con excesiva atención ya que no solo está juego el buen funcionamiento del coche (aceite, sistema de frenos, airbags…), sino la seguridad de los ocupantes.

En la lista de errores por uso incorrecto del vehículo también encontramos la no limpieza del barro acumulado en los bajos del vehículo (5%), no evitar el sobrecalentamiento del motor (3%), o no cumplir con las revisiones de mantenimiento fijadas por el fabricante (2%).

Desde Rastreator.com aconsejamos a todos los conductores prestar notable atención al mantenimiento de sus automóviles para evitar estas averías tan molestas y costosas de reparar. Aun así, es recomendable contar con buen seguro de coche para estar tranquilos en caso de que se tengan que hacer visitas imprevistas al taller. Para ello, puedes consultes nuestro panel de comparación de seguros para encontrar el mejor seguro para tu vehículo.

Rastreator.com