10 formas para ahorrar gasolina

Sabemos de la inestabilidad constante del precio de petróleo y cómo repercute directamente a la hora de ir a la gasolinera e intentar llenar el depósito de nuestro vehículo.
Mientras muchos aplican el método de la conducción eficiente (anticipación, no apurar marchas, ir a una velocidad uniforme, frenar progresivamente, entre otros), que es muy común utilizarlo hoy en día, otros utilizan otros métodos que al final no son muy eficaces.
Nosotros os vamos a dar una serie de trucos que a la larga lo notaremos en nuestros bolsillos:
• Realizar revisiones periódicas del estado general del vehículo e intentar mantenerlo sincronizado.
• Al arrancar no es necesario calentar el motor del coche. Cuando no está en movimiento sólo se desperdicia gasolina
y se produce un desgaste prematuro del motor.
• Acelere gradualmente, presionando con suavidad el pedal. Pisarlo a fondo produce hasta cuatro veces más consumo
que si lo hace en forma moderada.
• Si su auto es de transmisión manual cambie a una velocidad superior cuando el sistema motor lo permita. Las
velocidades bajas están diseñadas para lograr un alto empuje y una rápida aceleración. En cuarta o quinta se
ahorra gasolina.
• Recorra estaciones de servicio antes de comprar, los precios pueden variar incluso entre gasolineras que venden la
misma marca.
• Use las tarjetas de crédito de las gasolineras. Algunas ofrecen un descuento entre un 5% y 10%, si la utiliza para
cancelar en un solo pago no le cobran intereses y sí se ahorra el descuento.
• Gire la boquilla de la bomba al acabar de cargar. Si la “escurres” le puede añadir hasta 120 ml a su tanque.
• Llene el depósito del tanque antes de que este baje a la mitad. Mientras más combustible haya en el depósito,
menos aire hay en el mismo. El carburante se evapora más rápidamente de lo que usted piensa. Los grandes
depósitos cisterna de las refinerías tienen techos flotantes en el interior, manteniendo el aire separado del
combustible, con el objetivo de mantener la evaporación al mínimo.
• Al utilizar el sistema de aire acondicionado el consumo de combustible se incrementa de un 10% a un 20%. Para
disminuir este consumo, abre las ventanillas del vehículo para sacar el aire caliente y ciérrelos antes de encender el
aire acondicionado.
• Mantenga un registro de sus gastos en gasolina para controlar el consumo. Esto le ayudará también a detectar
anormalidades en el rendimiento del vehículo. Considere que un automóvil que requiere afinación puede consumir un
20% más de combustible.

Rastreator.com