La historia más incomprensible de Rastreator

El día a día puede estar lleno de situaciones incomprensibles. Cada día vemos u oímos historias que parecen broma pero que son totalmente ciertas, esas que inmediatamente te hacen pensar “tierra trágame” o “si me llega a pasar a mí me da algo”. Rastreator, que es muy curioso y también ha protagonizado alguna que otra situación de este tipo, ha querido juntar todas las historias incomprensibles que os han sucedido y premiar las mejores.

Por eso, comenzamos con La historia más incomprensible del verano, y hemos continuado con La historia más incomprensible de la vuelta al cole. ¡Recorrer cientos de kilómetros para dar una sorpresa a una amiga y que al final sea ella la que te la dé a ti debe tener su recompensa! ¡Y la sabiduría infantil de los niños también! ¿No os parece?

Las historias más incomprensibles

La mecánica de los concursos era muy sencilla, compartíais con nosotros la anécdota más increíble que os hubiera ocurrido durante el verano o en la vuelta al cole a través de nuestra fanpage y entre las 20 mejores de cada categoría sorteábamos cheques por valor de ¡250 euros!

La vuelta al cole más extraña

Tras el verano llegó el momento de volver a la normalidad, luchar contra la depresión postvacacional y sobrevivir a la temida vuelta a las aulas de los más pequeños de la casa. Y como Rastreator es muy optimista y quería quitarle peso al asunto decidió crear una particular vuelta al cole. Siempre hay cosas y situaciones incomprensibles que se cuelan en las colas de entrada a las clases, en el primer viaje del año al cole o en la librería donde compras los libros de texto y que nos alegran el día o por lo menos nos hacen soltar una carcajada. Para hacer más llevadero este tenso momento de separación de las piscinas, de los parques y de volver a acostar a los niños a las 9 creamos este divertido concurso, La historia más incomprensible de la vuelta al cole.

Desde el día 25 de septiembre, y hasta el pasado miércoles todos vosotros habéis podido participar en La historia más incomprensible de la vuelta al cole para ganar un cheque por valor de 250 para utilizar en El Corte Inglés. Tras recibir decenas de vuestras anécdotas seleccionamos las 20 mejores y sorteamos entre ellas el deseado cheque.

Nico Gatoo fue finalmente el vencedor, y leyendo su anécdota seguro que comprendéis por qué la hemos seleccionado, ¡nosotros seguimos riéndonos! Aquí la tenéis: “El primer día de cole cuando iba acompañando a mi hijo en su primer día de cole me dijo “creo que no me gusta ir a la escuela papi, me gustan más las vacaciones”. Y yo pensé, “mira, ¡ha salido a mí!”” 🙂

La historia más incomprensible del verano

Pero, como decimos, ésta no es la primera vez que hacemos este concurso. Hace unos días que el otoño llamó a nuestras puertas, y que nuestras cazadoras comenzaron a asomarse por el armario pero ¡aún nos acordamos del verano!… y de la historia más incomprensible que ocurrió en él. La ganadora del concurso, que llevamos a cabo durante la primera mitad de septiembre, fue María Mercedes García Morte, que se llevó un cheque de… (redoble de tambores J ) ¡250 euros en gasolina! Así la vuelta a la rutina seguro que se hizo más llevadera, o por lo menos la factura del combustible gastado en su curioso viaje.

María Mercedes fue la protagonista de una de las 20 que más nos gustaron de este verano y la afortunada tras el sorteo. Atentos a su historia porque no tiene desperdicio:

Vaya… no sé si será incomprensible o no, pero a nosotros nos costó un buen disgusto. Salimos el día 15 de agosto directos a darles una sorpresa a unos grandes amigos en Zaragoza. Ni cortos ni perezosos tras 3 horitas de viaje llamamos a mi amiga… me descuelga el teléfono y me dice… sorpresa… (yo me quedo sin palabras pensando que alguien se había ido de la lengua) y le pregunto “¿Cómo lo has sabido”, y me contesta “¿el qué?”… “Pues que estoy en la puerta de tu casa”, le contesto yo un poco mosqueada. Se hace un silencio y responde… “jajaja, yo estoy en la puerta de la tuya“.

Los concursos más divertidos

Por ahora éstos son nuestros últimos concursos, pero estate muy atento porque pronto os sorprenderemos con más. Cheques de gasolina y para la vuelta al cole, escapadas o peluches y toallas de Rastreator.com son algunos de los regalos que os hemos ofrecido en los concursos que hemos hecho.

Desde Rastreator.com queremos agradeceros a todos la participación en los concursos de las historias más incomprensibles y daros las gracias por haber alegrado el día a todos aquellos a los que se les ha escapado una risita o una gran carcajada leyendo vuestros momentos. ¡Esperamos contar con vosotros para los próximos! Seguro que esta vez no es la última que nos vemos.

Rastreator.com