Los seguros en el cine

Nos encontramos en una época de festivales de cine, entre febrero y marzo se celebran 2 grandes fiestas del mundo del cine, la de los Goya y la de los Oscar. Rastreator ha estado informándose sobre el séptimo arte y ha descubierto que los seguros, además de cubrir el rodaje de nuevos films, son grandes protagonistas de muchas de las películas que diariamente llegan al cine y la televisión. ¿Sabías que el mundo del seguro ha servido en muchas ocasiones de argumento a grandes historias del cine? Comedia, tragedia, suspense… todos los géneros han nutrido sus aventuras con historias del mundo asegurador en alguna ocasión.

Si te dicen que el protagonista de una nueva película es un agente de seguros es posible que a primera vista te parezca mucho menos interesante que la de un gran mago que hace virguerías a lo largo y ancho del mundo, pero presta atención, seguro que muchas películas que hablan de los profesionales de este sector forman parte de tu recámara cinematográfica. Algunos films te sonarán, otros no los conocerás, lo que sí es seguro es que cuando acabes de leer este post tendrás ganas de verlas. Y tranquilo, ¡Rastreator no es un spoiler y no te va a fastidiar la película!

Todos los seguros en el cine

El mundo del seguro inunda las pantallas cinematográficas, y nunca mejor dicho, una que posiblemente te suene es Lo imposible. ¿Recuerdas a esa familia tan encantadora que se fue de vacaciones a Tailandia y vivió el tsunami del 26 de diciembre de 2004? Quizá no te acuerdes, pero después de que la gran ola casi te quitara el aliento y de que el shock pasara, hace su aparición estelar un personaje que hasta ese momento no habíamos visto en el film, un representante del seguro que les dice que todo va a ir bien. Ya sea por el seguro de Viaje o bien por el hecho de que ya no ves agua por todos los lados, en ese momento respiras tranquilo.

En 1991 los hermanos Cohen reflejaron el mundo de los seguros en una frase de su personaje Charlie en Barton Fink. Cuando el protagonista de la historia le pregunta al agente de seguros por su trabajo Charlie le dice: “De alguna manera se podría decir que vendo tranquilidad. Vendo seguros de casa en casa”.

Seguro de Salud

Si piensas en el seguro de Salud lo más probable es que no se te ocurra ningún argumento brillante para una película, pero hay varias en las que tiene una gran presencia. ¿Has visto John Q.? La historia trata de un hombre cuyo hijo cae gravemente enfermo y necesita de manera urgente un trasplante de corazón, sin embargo el seguro Médico no cubre la operación. Al consultar a su aseguradora sobre los gastos le comunican que su póliza fue recortada por la empresa donde trabaja y sustituida por una más barata, y que por lo tanto cubre menos capital del que necesitaría para cubrir esa operación. El hombre se las ingenia de mil y una maneras para solucionar el problema en el hospital. Que no cunda el pánico! Esto no puede pasarte porque las aseguradoras deben comunicarte todos los cambios que se produzcan en tu póliza, por lo que en el caso de que se recorten coberturas no te pillará por sorpresa, ya que es algo que deberás decidir tú.

Seguro de Vida

El seguro de Vida también tiene su “aparición estelar” en el cine. Podemos verlo en Os declaro marido y marido, comedia en la que 2 amigos se alían para representar a una pareja muy feliz y enamorada y engañar a su seguro de Vida. Y es que por culpa de un vacío burocrático, tras el fallecimiento de la esposa de uno de ellos, sus hijos han dejado de ser los beneficiarios de su seguro de Vida y necesita que su amigo firme varios documentos como si fuera su pareja para salvaguardar los intereses de los pequeños.

Robo

El proceso de investigación tras un robo también se refleja en la gran pantalla. Así, en películas como El secreto de Thomas Crown y Un plan brillante, la historia se centra en las investigaciones que hacen los detectives de las aseguradoras para resolver distintos robos que se pretenden cobrar al seguro.

Otros seguros

Pero éstos no son los únicos seguros que han hechos sus pinitos en la gran pantalla, los de secuestros y mercancías son otros de los que tienen su pequeño hueco en el cine. ¿Recuerdas la película Capital Phillips que estaba en los cines hace unos meses? En esta película los piratas somalíes secuestraban un barco y posteriormente a su capitán. Quizá no te dieras cuenta, pero los piratas llegan a preguntar en un par de ocasiones al Capitán Phillips que cuándo van a llegar los “hombres del seguro” con el dinero del rescate. Y es que el tesoro que buscaban estos piratas no estaba escondido en ninguna playa ni era un cofre de monedas. Se trataba del tesoro que otorgan las aseguradoras en forma de indemnización.

El seguro contra Secuestros también está presente en el argumento de Prueba de vida, una película en la que el protagonista, es secuestrado por fuerzas antigubernamentales que piden un rescate de 3 millones de dólares!! En principio esto no debería suponer ningún problema, pero resulta que su empresa sufre problemas financieros y ¡ha cancelado el seguro de Secuestros! Como no tiene una póliza que le rescate, al final su esposa tiene que recurrir a un negociador de rehenes. A simple vista parece mucho más seguro tener una póliza de este tipo que quedar en manos de un negociador ¿verdad?

El fraude a las aseguradoras, protagonista del cine

Las catástrofes naturales, las vacaciones locas, las carreras ilegales… todo tiene cabida en el cine, ¡incluido el fraude a las aseguradoras!. Los intentos de fraude están a la orden del día, y desde hace tiempo están presentes en el cine. Y sino que se lo pregunten al cámara de televisión protagonista de En Bandeja de Plata, que vio negocio en una pequeña conmoción cerebral tras darse un golpe con un futbolista que le provocó una lesión sin importancia y que él transformó en un latigazo cervical en toda regla para cobrar una substanciosa indemnización.

Algo parecido sucede con  la curiosa pareja de Perdición, que elabora un plan para asesinar al marido de ella y quedarse con el dinero de su seguro de Vida. Y del de la película Misterio en el barco perdido, en la que un capitán de un carguero pretende estafar a su compañía de seguros. Ya tiene unos años pero bien podría producirse en la actualidad.

Otro de los ejemplos es una película de 2010, Carancho, que versa sobre la historia de un hombre que tras perder su licencia de abogado se mete en una sociedad ilegal que se dedica a estafar a las aseguradoras. Vive de aprovecharse de los accidentados, pues tras un siniestro se dirige al lugar del accidente y ofrece sus servicios legales para gestionar la indemnización de la víctima, de cuya cuantía deben pagarle buena parte y que también utiliza para pagar las comisiones de varios policías y médicos que están metidos en el ajo.

En la gran pantalla vemos ingeniosas historias de fraude al seguro pero en la vida real esto no debe tomarse a la ligera, porque se trata de un delito e impacta en los precios de los seguros que todos pagamos.

Los profesionales del seguro como protagonistas

Y más protagonistas aún son sus profesionales. ¿Has visto La maldición del escorpión de Jade, de Woody Allen o El apartamento? Sus protagonistas son profesionales del mundo asegurador! El primero de ellos es un investigador de una compañía de seguros, y el seguro un ambicioso trabajador en una aseguradora.  Y no sólo ellos, hasta Jim Carrey ha encarnado a un vendedor de seguros. ¡Fue en El show de Truman!

Los profesionales del seguro nos protegen, a su manera, por eso nuestro protagonista preferido es todo un héroe. No es otro que Bob Parr, el padre de familia de Los Increíbles.

Como decimos, son muchos los títulos cinematográficos que toman historias del mundo asegurador para crear una gran historia. Y es que los seguros, ya sean de Coche, Hogar, Vida… tienen un lugar reservado no sólo en nuestras vidas, sino también en el cine. Si quieres ver aventuras vete al cine, y si quieres evitarlas o incluso, por qué no, vivirlas, contrata un buen seguro para estar tranquilo.

Como dice George Clonney a su compañera a voz en grito en Gravity: “espero que tengan un buen seguro para cubrir todo este desastre”. Nosotros esperamos que tú también tengas el tuyo. Y si no lo tienes todavía, utiliza nuestro comparador para encontrarlo y deja los grandes riesgos para la ficción.

Rastreator.com