Las mascotas de Mundiales, Eurocopas y Juegos Olímpicos

Cada 4 años el mundo entero parece que se paraliza para vivir la emoción de un Mundial de Fútbol o la magia de unos Juegos Olímpicos. Los ciudadanos de cada uno de los países participantes depositan su confianza en los deportistas que los representarán en un evento de tal magnitud, que tienen que compartir protagonismo con otros elementos ajenos a ellos como es la canción oficial y ¡la mascota!

Al fin y al cabo estos eventos deportivos apenas duran un mes y cuando acaban ¿quién se acuerda de quién fue el que marcó uno de los goles de los octavos de final de una cita mundialista o de qué equipo de balonmano se llevó uno de los diplomas olímpicos?

Cuando pasan los años, en la memoria de los espectadores permanece el equipo que alzó la copa de campeones, puede que incluso el jugador que marcó el gol decisivo, el atleta que batió el récord de los 100 metros lisos o el ganador de la carrera de maratón. Pero el que prevalece y tiene ya un sitio de lujo reservado en la historia es ¡la mascota oficial!, que se convierte en todo un símbolo del evento.

Conseguir una foto junto a Usain Bolt, David Beckham, Kobe Bryant, o uno de los deportistas del momento, es la hazaña que persiguen miles de aficionados que se desplazan hasta estos eventos deportivos. Aunque, a falta de una instantánea al lado de una mega estrella ¡buena es una con la mascota! ¿Quién la rechazaría? Rastreator se ha puesto melancólico y ha querido rendir un pequeño homenaje a las mascotas de estas citas deportivas.

Mascotas de fama ‘Mundial’

Las mascotas de cada Mundial de Fútbol suelen guardar relación con su país, siendo, en muchas ocasiones, el fiel reflejo de sus costumbres o su viva imagen. Pero no todos los mundiales han contado con un representante del estereotipo de un país, hubo que esperar hasta el Mundial de Inglaterra de 1966 para ver nacer a Willie, la primera mascota en ser la imagen de un campeonato del mundo de fútbol. ¡Seguro que te suena este simpático león ataviado con la elástica de la selección inglesa! A partir de este momento, y tras 7 mundiales de fútbol que no habían tenido entre sus filas su mascota, todos los países comenzaron a crear la suya.

Primeras mascotas mundialistas

Así, en el Mundial de México de 1970 nació Juanito, un niño mexicano que llevaba sobre la cabeza un enorme sombrero, ¡al igual que un mariachi!; en el celebrado en 1974 en Alemania fueron 2 jugadores más del combinado alemán los juguetones Tip y Tap y en el mundial que tuvo lugar en Argentina en 1978 el protagonismo fue para Gauchito.

Naranjito, la naranja española

Y 4 años después el turno de organizar un mundial fue para España, que se enfrentó al reto de dejar al mundo con la boca abierta y ¿qué mejor manera que siendo originales con la mascota? Y así nació Naranjito, la entrañable mascota que se convirtió en el símbolo del Mundial de Fútbol de 1982. Se trataba de una simpática naranja, fruta típica de nuestro país, vestida con la indumentaria de la selección española, camiseta roja y pantalón azul y que no perdía de vista ni un segundo su balón de fútbol.

Mascotas representativas de cada país

¿Qué habíamos dicho antes de las mascotas de los mundiales? ¡Tenían que ser representativos de su país! Pues bien, en muchas ocasiones se ha cumplido a raja tabla y si no que se lo digan a México, que tiro de ingenio y en su segundo mundial, el celebrado en 1986, creó a Pique ¡un chile jalapeño picante con un curioso sombrero de mariachi!

En 1998 Francia celebraba su segundo mundial pero se trataba del primero en el que iba a tener su propia mascota. Para esta ocasión eligió un símbolo de su nación y el privilegio recayó en Footix, un gallo con cresta roja y cuerpo azul que llevaba grabadas en el pecho las palabras “France 98”.

En el mundial de 2002 Corea y Japón quisieron hacer gala de ese matiz futurista que les caracteriza y para ello crearon a Ato, Kaz y Nik, 3 modernas criaturas con la piel de color amarillo, azul y morado. Años más tarde, puestos a mostrar al mundo un elemento característico de su país, Sudáfrica eligió en 2010 a Zakumi, un leopardo africano de melena verde que iba vestido con una camiseta blanca en la que se podía leer “South África 2010”.

También el país carioca ha querido rendir homenaje al armadillo brasileño, mamífero característico de su tierra al que ha dado vida Fuleco, la mascota del presente mundial y  de la que ya se han despedido varias selecciones, entre ellas la española, que dijo “adiós” al Mundial de Brasil el pasado 18 de junio.

Mascotas de campeones de Europa

Si los mundiales de fútbol tienen mascota ¡la Eurocopa no podía ser menos! El Mundial de Inglaterra de 1966 fue el que introdujo por primara vez la norma no escrita de crear una mascota para dar color al evento. Pero fue Italia la que “tomó nota” y aplicó esta misma máxima en una Eurocopa. Fue en 1980 cuando esta cita futbolística contó con su primear mascota: Pinoccio. Se trataba de un muñeco de madera, con un sombrero con forma de barquito, 2 mofletes rojos y una larga nariz decorada con los colores de la bandera italiana.

En 1984 Francia dio continuidad a lo que 4 años antes había iniciado Italia y para su Eurocopa creó a Peno, un gallito de cresta roja, camiseta azul y zapatillas negras, uno de los símbolos del país galo. Este mismo animal fue el escogido en 1998 como mascota del mundial, con una imagen renovada y bautizado como Footix.

Las siguientes citas deportivas se caracterizaron por contar también con su mascota, pero fue en la Eurocopa de 2008 cuando se sorprendió a todos los aficionados con la creación de no una, sino ¡2! Fue con la presentación de Trix y Flix, 2 gemelos que llevaban la bandera de
Austria y Suiza, los 2 anfitriones del evento deportivo.

Y 4 años después, en 2012, Polonia y Ucrania copiaron la idea de sus vecinos europeos y para la Eurocopa que ambos organizaban crearon a Slavek y Slavko, 2 mellizos vestidos con los colores de cada uno de los países.

Estos hermanos “plagiaron” de Trix y Flix hasta el ‘truco de los dorsales de sus camisetas’. ¿Sabes de qué se trataba? Uno de los personajes llevaba en su camiseta el dorsal 20 y el otro el 12 y al abrazarse formaban el 2012, año en el que tuvo lugar la Eurocopa. Exactamente igual que Trix y Flix, que al unir sus dorsales, el 20 y el 08, formaban el año del campeonato: 2008.

Las mascotas de los Juegos Olímpicos

Este evento deportivo también cuenta con su mascota, desde la aparición en 1972 en Munich de Waldi, un simpático perro de grandes orejas y pintado a 3 colores: azul, naranja y verde. A partir de este momento todos los juegos olímpicos que se han celebrado hasta la fecha  han contado con su mascota oficial.

Desde el castor Amik, imagen de los juegos de 1976 de Montreal, pasando por Sam, un águila calva con un gran sombrero que fue uno de los símbolos de Los Ángeles 1984 y que contó con Disney como uno de los diseñadores y hasta llegar a Wenlock y Mandeville, mascotas de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Londres 2012, respectivamente.

Barcelona 92: Cobi

Pero sin duda, una de las mascotas más mediáticas y que aún perdura en el recuerdo de muchos españoles es Cobi, uno de los símbolos de Barcelona 92. Se trataba de un perro cubista diseñado por Javier Mariscal. Cobi compartió protagonismo con Petra, la imagen de los juegos paralímpicos, obra del mismo diseñador.

Éstas son sólo algunas del gran elenco de mascotas que han pasado por la historia de los Mundiales de Fútbol, Eurocopas o Juegos Olímpicos pero ¡aún hay muchas más! Seguro que tú tienes tu favorita, aquella que marcó una época o que formó parte de tu generación. De todas ellas, ¿con cuál te quedas?

¿Mascotas aseguradas?

Como has podido comprobar, en la gran mayoría de las ocasiones los países se han decantado por un animal a la hora de darle vida a su mascota. Gallos, leopardos, leones, armadillos…y ¡perros! El fiel amigo del hombre fue el protagonista de los JJ.OO de Múnich, de los JJ.OO de Barcelona y del Mundial de Estados Unidos.

Estos perritos se han convertido en inmortales y por muchos años que hayan pasado sirguen estando en plena forma. Pero, ¡tu mascota no está 100% libre de peligro! Son muchos los riesgos a los que está expuesta en su día a día por eso, una de las mejores maneras de cuidar de ella y tenerla lo más protegido posible es contratar un seguro específico de mascotas. ¡Seguro que te lo agradecerá! y tanto tú como tu animal de compañía estaréis más tranquilos.

Rastreator.com