Mimos para que nuestro perro se sienta el rey de la casa

Nos gusta que nos hagan regalos, nos llamen por teléfono o nos escriban un Whatsapp sólo para preguntar qué tal estamos, que nos preparen nuestra comida favorita, nos cuiden cuando estamos malitos o que nos lleven al cine a ver esa nueva peli que tanto tiempo llevamos esperando que estrenen… En definitiva, ¡que nos mimen! Porque si somos totalmente sinceros, ¿A quién no le gusta que le presenten atención y que le traten de esta manera?

Pues igual que a nosotros nos gusta sentirnos queridos y que nos consientan, aunque sin abusar, a nuestras mascotas también! Que les acariciemos, juguemos con ellos o le recompensemos con una golosina o un mimito cuando hacen algo bien seguro que les hace sentirse queridos. Pero aparte de estos pequeños detalles, existen muchas otras formas de demostrarle a nuestra mascota el amor que sentimos por ellos. Desde Rastreator.com te vamos a dar unos consejillos para que tu mascota esté tan colmada de mimos y feliz como la nuestra. ¡Coge papel y lápiz y apunta!

Todo es poco para nuestro perro

Nuestro perro nunca nos fallaría. Siempre nos va a ser fiel. Para demostrarle que es cierto eso de que el “perro es el mejor amigo del hombre” y que para nosotros es también especial tenemos que tratarlo como se merece. Los perros son animales muy sensibles, que siempre buscan nuestro afecto así que para que él sienta lo mismo por nuestra parte debemos tener con él ciertos gestos y detalles que lo harán sentirse como uno más de la familia.

Paseos

Si hay algo que apasiona a los perros es salir a la calle, corretear de un lado a otro, estirar las piernas…Como ya habrás comprobado, sólo con acercarte a la puerta de casa el animalillo se vuelve loco y empieza a saltar e incluso te acercará su correa para sugerirte que le saques a pasear. ¡Todo menos estar encerrados en casa! Además, al igual que las personas, a los perros les encanta reencontrarse con sus amigos y relacionares con otros animales. Los parques son los lugares idóneos para pasear con nuestra mascota ya que coincidirá con otros de su especie con los que jugar.

Una de las maneras de consentir a tu can es sacándolo a pasear un par de veces de al día. Procura que no sean periodos demasiado breves y evita caer en la rutina llevándolo siempre por la misma zona. ¡Que no te den miedo las distancias a la hora de elegir un parque o recinto! A ellos les encanta caminar, cuanto más mejor, además este ejercicio extra será bueno también para ti y contribuirá a estrechar vuestros lazos. Eso sí, por muy buena y dócil que sea tu mascota no le quites el ojo de encima, ¡nunca se sabe! puede llegar a perderse, despistarse o incluso entrar en una trifulca con otro. ¡Son como niños pequeños!

Aseo

A diferencia de los gatos, que le tienen fobia al agua, los perros adoran bañarse. Por eso, te agradecerán que los mantengas limpitos y aseados. ¡Báñalos un par de veces al mes! En verano lo normal es que se mojen todos los días, es la manera más rápida que tienen para refrescarse. Si tienes jardín en casa prepárales una pequeña piscina para que de cuantos chapuzones quieran. Si no, aprovecha las visitas al parque para refrescarlo con el agua de las fuentes. ¡Veras que contento se pone!

Y si quieres que tu perro sea el más coqueto de todos llena el baño de productos de higiene para mascotas. Lávale el pelo con champú específico para su pelaje. Rocíale con colonia para perros, no sólo harás que esté perfumadito si no que además evitaras que tu casa huela a perro, sobre todo en época de lluvia o en días de gran humedad. Y no olvides cepillarle el pelo una vez limpio. Le quitaras los enredones y además lograrás que su pelo brille y luzca de manera radiante.

Golosinas y caramelos

Junto con salir a dar paseos, otra de las debilidades de los perros es la comida y las golosinas. Aunque a veces nos puede la debilidad y terminamos por darles las sobras de la comida, un trozo de donuts o embutido ¡tienes que ser fuerte! Su estómago es más débil que el nuestro y su organismo no tolera o no asimila bien ciertos nutrientes, como por ejemplo el azúcar, que les puede provocar ceguera por eso deben tener una dieta equilibrada y apropiada.

Pero para evitar que nuestro perro caiga en depresión hay muchas golosinas caninas que le van a hacer más ilusión que todo embutido del mundo. En las tiendas de mascotas, en los centros veterinarios o en las secciones de animales de las grandes superficies podemos encontrar una gran cantidad de deliciosos caprichos para el paladar perruno. Además del pienso alimenticio, que debe ser la base de sus comidas, aquí podemos comprar galletas crujientes, barritas de colores, huesos de calcio, huesitos de jamón, tripa de buey ahumada, nervio de toro y otros tipos de snacks y golosinas.

Cama

El descanso es esencial para tener las pilas cargadas durante todo el día, y ¿dónde descansar mejor que en tu cama? Es esencial dormir en una cama que sea cómoda, que se adapte a nuestras dimensiones y dónde podamos estirar las piernas y todos los músculos. ¡Nuestro perro no iba a ser menos!

Para que sus sueños sean de lo más dulce es muy importante que tengan un buen sitio donde dormir. Para ello lo mejor es comprarle una cama especial para ellos acorde a su tamaño, con un cojín sobre el que reposar la cabeza o el costado y una pequeña mantita, para los días de más frio.

Si tienes jardín y tu perro pasa en él la gran parte del día, lo ideal es colocar una caseta donde pueda resguardarse si llueve, si bajan las temperaturas, hace demasiado calor o si sólo le apetece huir del ruido y del resto de habitantes de la casa. ¡Los perros también necesitan su propio espacio!

Juguetes

Como ya hemos mencionado, los perros son como niños. Quieren lo que ven, son en cierta medida caprichosos y les vuelve locos jugar. En cuanto ven una pelota o un balón se lanzan a por él como si no hubiera mañana. Pero además de entretenerse con los juguetes de tus hijos o vecinos también pueden hacerlo con otros diseñados  exclusivamente para ellos. Dentro de toda esta gama podemos encontrar muñecos de goma que podrán mordisquear sin que temamos por sus dientes o por la integridad del muñeco en sí, pelotas de cuerda, huesos de látex, sonajeros…Regálale uno de estos juegos y trata de quitárselo o de que te lo preste, ¡Buena suerte en el intento!

No le dejes solo

¿Te gustaría quedarte encerrado solo en casa durante horas o incluso días? Seguro que no. ¡Pues a ellos tampoco! Cuando tengas que salir y dejarlo solo evita que sea durante periodos muy largos de tiempo, procura que no esté sin compañía más de 10 euros. ¡Recuerda que necesita salir a hacer sus necesidades y que en casa se aburre!

Cuando tengas que estar fuera de casa más de un día trata de dejarlo con alguien que se encargue de cuidarlo y hacerle compañía. Si nadie quiere hacerse cargo de tu mascota, asegúrate que, por lo menos, alguien se va a encargar de sacarlo de paseo un par de veces al día y de mantenerle  lleno el recipiente de agua y de comida. De no ser así, llévalo a alguna residencia o perrera durante ese tiempo. ¡No lo dejes sólo tanto tiempo!

¿Y si me voy de vacaciones? Debes saber que cada vez hay más hoteles que permiten que se hospeden las mascotas, si encuentras uno de estas características ¡no lo dudes, llévatelo contigo! Disfrutará como el que más correteando por la playa o de excursión en la montaña.

Una vida a todo tren

Pero no todo se queda en estos consejos. Hay perros que llevan una vida llena de lujos que no está al alcance de todos los dueños. Collares y correas de diamantes y perlas; ropa con telas de gran calidad de los mejores diseñadores; comederos y bebederos en acero inoxidable, roca negra; y todo tipo de accesorios y productos de belleza.

Además, estos privilegiados también podrán hospedarse en suites de lujosos hoteles perrunos de 5 estrellas con spa, piscina y amplios jardines, ir al gimnasio con entrenador personal o disfrutar de la cocina gourmet y cuidar su cabello en peluquerías caninas.

En Rastreator.com además de preocuparnos por los cuidados y mimos de tu mascota también lo hacemos por su seguridad y la tuya. Asegurar a tu mascota no siempre es obligatorio, depende del tipo de animal del que se trate y, en el caso de los perros, en función de la raza y de si está catalogada o no como ‘peligroso’. Aun así, nunca está de más asegurarlo, por lo que pueda pasar. ¿Y tú, tienes contratado un seguro de Mascotas? Si no es el caso pero estás pensando contratar uno entra en el comparador de Rastreator.com y encuentra el que más se adapte a ti y tu perro.

Rastreator.com