Deberías saber que… te pueden multar mientras vas en bici

Las multas de tráfico no sólo afectan a los conductores que corren más de la cuenta, han bebido una copa de más o han estacionado donde no deben. Cualquier ocupante de un vehículo está expuesto a recibir una sanción de estas características y es que… ¡te pueden multar aunque no vayas al volante! ¿Cómo? Muy simple. Basta con que no lleves puesto el cinturón de seguridad, tires una colilla por la ventanilla o te bajes del coche en mitad de una autovía sin el chaleco reflectante. Si te pillan, tendrás que pagar por haber cometido esa infracción.

Pero no sólo los conductores y el resto de ocupantes de coches y motos corren el riesgo de ser sancionados. De las multas de tráfico no se libran ni ¡los ciclistas! Rastreator se ha puesto manos a la obra y ha seleccionado algunas de las más curiosas. ¡Presta atención para que no te pillen desprevenido!

Motivos de sanción en bici

¡No olvides el casco!

Con la entrada en vigor de la nueva Ley de Tráfico y Seguridad Vial el casco se convierte en un elemento esencial para los ciclistas, sobre todo, para los menores de 16 años. Hasta la entrada en vigor de la nueva normativa sólo estaban obligados a llevarlo los que circularan por vías interurbanas. Ahora, todos los menores de 16 que vayan en una bici, ya sea de conductor o de pasajero, están obligados al uso del casco ¡siempre! Circular por una travesía, una vía urbana o una interurbana sin este elemento protector puede conllevar una sanción de hasta 200 euros. Aunque suene difícil de creer, si un niño de 5 añitos va en su bici sin el casco en la cabeza ¡podrá recibir su primera multa!, que tendrá que pagar, como es lógico, su tutor legal.

Pero, ¡no te angusties! Si tienes más de 16 años el casco sigue siendo obligatorio sólo cuando circules por las vías interurbanas.

Si bebes… no pedalees

Conducir ebrio un vehículo está considerado por la legislación española una falta muy grave y está penado con una multa de hasta 1.000 euros.  Pero, ¿qué ocurre si el que supera el límite establecido de la tasa de alcohol en sangre es un ciclista? Las consecuencias son, prácticamente, las mismas. Si vas dando pedales y la policía te hace un control de alcoholemia y das positivo… tendrás que ser consecuente con tus actos y pagar una sanción de ¡500 euros!, 250 por pronto pago. Si esto ocurre cuando se va al volante de un coche el siguiente paso es su inmovilización. Ahora bien, si lo que se conduce es una bici, la policía no puede proceder de la misma forma. Una vez que te han multado te dejarán continuar tu camino ¡en tu bici!

Cuidado por dónde circulas

Cada ciudad tiene “cierta libertad” a la hora de elaborar la Ordenanza Municipal que regule el uso de las bicicletas por sus calles. Uno de los últimos casos de los que se hizo eco la Cadena Ser y que llevó al alcalde de Vitoria a mandar una carta a uno de sus ciudadanos estuvo relacionado con una multa, cuanto menos curiosa. El ciclista cometió el error de circular con su bici por una acera ¡de menos de 3 metros!, demasiado estrecha, según la normativa, lo que dio lugar a que la policía municipal le expidiera una sanción.

Algo similar ocurre en Valladolid. Su Ordenanza Municipal contempla multas de 90 euros por circular por zonas peatonales, motivo del 40% de las sanciones impuestas por el ayuntamiento vallisoletano a este colectivo durante el año 2013.

Con timbre y bien iluminados

El Reglamento General de Vehículos recoge entre sus obligaciones a seguir por los ciclistas que éstos lleven en su bicicleta timbre y, de circular de noche, hacerlo con luces de posición delanteras y traseras. Cuidado con no ir bien equipado porque te expones a ser multado si te caza algún agente de la autoridad. En San Sebastián incumplir estas normas constituye una sanción leve penada con 50 euros de multa. ¡No llevar timbre sale más caro que comprar uno! Y ¡ojo!, igual de importante es llevar frenos. No serías ni el primero ni el último en ser amonestado por circular sin ellos.

Sin auriculares y sin móvil

Cuando conduces, ¿llevas los auriculares puestos con la música a todo trapo o vas hablando con el móvil? Si tu respuesta es “sí” te recomendamos que dejes de hacerlo. Esta misma prohibición se aplica a los ciclistas, que estarían cometiendo una falta grave cuyo castigo viene en forma de una “receta” de 200 euros. Seguramente, ¡la llamada más cara que has hecho nunca!

¡Respeta las normas y las señales!

Saltarse un semáforo en rojo, circular en sentido contrario, conducir de manera negligente o no prestar suficiente atención son otros de los motivos que pueden salirles algo caro a los amantes de las 2 ruedas. Y es que infringir las normas de tráfico y no respetar las señales es algo que afecta por igual a conductores y ciclistas.

Conduce seguro y con seguro

Aunque el peligro o el riesgo al que te expones al conducir un coche o una moto no son equiparables a los de circular en bicicleta ¡no debes hacerlo de manera inconsciente! Debes estar atento al resto de los vehículos para evitar sufrir un accidente o provocarlo. Además de cumplir con la ley evitarás que te pongan ¡una o más multas!

Pero, aunque seas un ciclista de primera, precavido y cumplas al dedillo con todas las normas, no puedes controlar todo lo que te rodea. ¿Qué pasa si tienes un accidente y atropellas un peatón?, ¿si te roban la bici o sufre daños? o ¿si tienes un accidente y necesitas someterte a una cirugía reparadora? Es en estos momentos cuando hace su aparición el seguro de Bicicletas . ¿Merece la pena carecer de él?

Rastreator.com