Cómo hacer que tu perro disfrute de la playa

A nuestra mascota le encanta la playa. ¿A la tuya también? Correr libremente por la arena o introducirse en el mar resulta liberador para nosotros y también para nuestros perros. Sin embargo, debemos adoptar ciertas medidas de precaución si no queremos que la playa se convierta en todo un suplicio.

A continuación os pasamos una lista de consejos que esperamos os sean de utilidad si os acercáis con vuestro perro a la playa.

¿Puedo entrar en la playa con el perro?

Debemos informarnos acerca de las restricciones de la playa al que vamos a acudir, ya que no todas nos dan la posibilidad de introducir perros y otras mascotas.

Antes de plantearnos qué debemos tener en cuenta cuando llevemos a nuestro perro a la playa deberemos saber si está permitido. Algunas playas no dejan entrar a nuestras mascotas en verano pero sí en otras épocas del año. Sin embargo, hay muchas playas donde está prohibido llevar perros y otros animales. Las normativas aplicables son la Ley de Costas y las Ordenanzas Municipales de cada Comunidad Autónoma.

Cuándo llevar al perro a la playa

No siempre es buen momento para disfrutar de nuestra mascota en la playa.

Te recomendamos que dejes los paseos para primera hora de la mañana o última de la tarde, que es el momento en el que suele haber menos bañistas. . Además, en las horas centrales del día es cuando más calor hace, por lo que será más agradable tanto para nuestro perro como para nosotros.

Qué llevar

– Agua: El calor y el ejercicio hacen necesaria una hidratación constante, así que no te olvides una botella de agua y su bebedero.

– Sombrilla: Si queremos estar en la playa mucho tiempo y queremos descansar un rato, con una sombrilla podremos resguardarnos del sol y pasar algo menos de calor.

– Juguetes: Jugar con nuestra mascota tirándole un palo o una pelota nos ayudaráa estrechar  lazos afectivos. Además es una forma de que nuestro perro haga ejercicio.

Cuidado con…

– El agua salada: si traga mucha podría sentarle mal.

– Las algas: a veces les da por comerlas… ¡Intenta  evitarlo!

– La arena: si les entra arena en los oídos puede acabar en otitis.

– El mar: si se mete al agua, vigila que no le arrastre la marea.

Otras cosas a tener en cuenta si llevamos el perro a la playa

No olvidéis que debemos llevar siempre a nuestro perro identificado y sujeto con una correa si hay bañistas en las inmediaciones. También es recomendable tener el número de un veterinario de urgencia a mano por si nuestro perro sufriera la picadura de una medusa o algún otro percance.

Esperamos que disfrutes con tu perro en la playa y que no le ocurra nada pero, a veces, no podemos evitar ciertas situaciones. Si quieres estar más tranquilo te recomendamos asegurar a tu mascota. Es más fácil y económico de lo que te piensas, te animamos a que lo compruebes  comparando precios de seguros para mascotas con Rastreator.

Rastreator.com