Quiero ahorrar en mis vacaciones

Ya se nota el calor, comenzamos a coger color e incluso mejora el estado de ánimo de mucha gente. ¡El próximo sábado 21 comienza oficialmente el verano! Y con él las, para muchos, ansiadas vacaciones. Los niños no tienen cole, y los mayores dejamos de lado las jornadas laborales para poder irnos unos días de vacaciones con la familia o los amigos. Después de llevar todo el año ahorrando para las vacaciones soñadas llega el momento de disfrutarlas, pero no de derrochar el dinero. Irse de vacaciones es un gasto, pero aunque parezca increíble… ¡puedes ahorrar durante tus vacaciones! ¿Quieres saber cómo? Rastreator te lo cuenta.

Antes del viaje puedes ahorrarte unos euros

Es posible que para realizar el viaje del verano hayas estado unos meses ahorrando cual hormiga, pero llegado este punto puedes seguir haciéndolo para ahorrar en tus vacaciones, y en la planificación está la clave.

Ahorra para los gastos del viaje

Precisamente el propio hecho de anticiparte al viaje que quieres realizar en verano te ayudará a ahorrar. Si antes de nada calculas un presupuesto de lo que crees que vas a gastar durante esos días evitarás tener que pedir un préstamo, con el ahorro de los intereses que eso conlleva. Pero en el caso de que finalmente tengas que financiarlo no pasa nada, ¡que no cunda el pánico!, compara los intereses que te pide cada entidad y contrata el mejor préstamo.

Destino y fecha de las vacaciones

Lo primero que tienes que hacer para ahorrar en tus vacaciones es pensar concienzudamente el destino y la fecha del viaje. Ten en cuenta que la temporada alta comienza en nada, y si quieres tener unas vacaciones low cost lo mejor será que elijas fechas fuera de ella o que busques algún chollo. Además, los destinos de la costa suben de precio durante los meses de verano, por lo que si viajas durante estos días o esperas a que llegue septiembre obtendrás mejores precios en un destino de playa. Si tus vacaciones van a ser en agosto, opciones como buscar un destino poco turístico pueden ayudarte a ahorrar. No decimos que no puedas ir a Ibiza o Fuerteventura, por ejemplo, pero si dentro de la isla te vas a una zona menos masificada o de moda puedes encontrar mejores precios.

Con antelación o a última hora para encontrar mejores precios

Una vez decidido el destino y las fechas en las que deseas viajar tienes 2 opciones: comprar con antelación o esperar a última hora. La primera opción puede ayudarte a encontrar buenos precios, pero esperar hasta los días antes de la fecha puede que te sorprenda con alguna gran oferta aunque, ahí está el riesgo, puede que no sea así. Si no tienes ninguna preferencia por un destino concreto sí que puede que sea la mejor opción para ahorrar en tu viaje!!

Alojamiento para las vacaciones

La disyuntiva entre hotel o apartamento puede facilitarte un ahorro sustancial, pero dependerá del tipo de vacaciones que planeas y de tus acompañantes. Ten en cuenta que un hotel con todo incluido hará que no te salgas del presupuesto, pero suelen ser más caros. Por su parte, los apartamentos te permiten ahorrar a la hora de las comidas ya que  puedes gastar en ellas lo mismo que gastarías si estuvieras en tu casa o un poco más si sales algún día a un restaurante. Elijas la opción que elijas compara los precios y lo que te incluye cada uno, es posible que un hotel sea muy barato pero no te den ni el desayuno gratis, mientras que otro un pelín más caro te ofrezca media pensión.

Transporte para ahorrar

Si vas a cruzar el charco o ir a un destino muy lejano el avión puede que sea la mejor opción, aunque el precio sea elevado. Sin embargo, si eliges un destino nacional o cercano puedes optar por ir en tu propio coche, en tren o autobús. Si viajáis más de uno quizá te interese ir en coche, divide el coste de gasolina entre los que sois y compara si te cuesta más por persona que un billete de otro medio de transporte que podáis utilizar. Pero el avión, el tren y el autobús pueden tener precios muy competitivos y además te otorgan un seguro con el propio billete.

Ojo, el transporte en las vacaciones no se limita a llegar al destino y volver a tu casa después de esos agradables días. Si no vas en coche tendrás que ir a la estación o el aeropuerto, además de tener que moverte por la localidad que visites. Si quieres ahorrar en esos gastos consulta a la gente de la zona o en el propio hotel o apartamento por el transporte público que puedes utilizar o alquila un coche para moverte por allí.

Ahorra antes de empezar el viaje

¿Cuántas veces has llegado a tu destino y has descubierto que se te ha olvidado algo en casa? Estos descuidos pueden hacer que los gastos se disparen al tener que comprar lo que nos hemos dejado. Hacer la maleta de una manera meticulosa puede ayudarte a ahorrar gastos extra. Para ello:

  • Mete en la maleta toda la ropa y utensilios que creas que vas a necesitar.
  • Revisa el pronóstico del tiempo del lugar que vas a visitar para saber cuál es la ropa adecuada. Vas a ir a un sitio que siempre hace sol, por ejemplo, pero justo esos días va a caer el diluvio universal, ¡y tú sin paraguas ni ropa de abrigo!
  • Lleva una bolsa con snacks y bebida para el viaje. Así no tendréis que comprar nada por el camino y si la bolsa es térmica podrás llevarla a la playa una vez que lleguéis al destino.
  • Si vas a salir del país lleva dinero en efectivo en la moneda de tu destino. Evitarás sorpresas desagradables al ver las comisiones que te cobran por cambiar la moneda en tu lugar de destino. Pero cuidado, si son divisas no convertibles no podrás volver a cambiarlas al llegar a tu país, asique cambia el dinero justo.
  • No olvides tu tarjeta de crédito o débito. Aunque lleves dinero nunca está de más tener la tarjeta para poder hacer frente a pagos inesperados o disponer de ella si sufres un robo del dinero en efectivo. ¡Y tienen seguros incluidos!
  • Ahorra preparando el viaje. Si antes de irte de vacaciones localizas todas las actividades y sitios de interés gratuitos ahorrarás el dinero de otras actividades. Además, si quieres recorrer la ciudad, ¡hazlo caminando! Es la mejor forma de conocer sus calles y la más económica, además de sana.

Ahorra en las vacaciones

Y cuando comienzan las vacaciones… puedes seguir ahorrando.

Alimentación

Lo mejor para ahorrar en alimentación es contratar un alojamiento con pensión completa, pero ese dinero se nota en la factura del hotel. Si has reservado con esta opción no hay mejor forma de ahorrar que disfrutando del servicio que has contratado. Planifica las jornadas teniendo en cuenta que tenéis que comer y cenar en el hotel, así no te pillará la hora de la cena lejos y acabarás entrando en un restaurante que tendrás que pagar aparte.

En el caso de que hayas optado por un apartamento o por un hotel sin comidas incluidas localiza un supermercado cerca y realiza la compra como si estuvieras en tu casa, o si prefieres ir a un restaurante para no tener que cocinar vete a las zonas menos turísticas, la diferencia de precio en la carta o el menú te alegrará el día. Y cuando vayas a la playa o planees a estar fuera toda la tarde… ¡lleva algún bocata y agua en el bolso!

Excursiones

Como decimos, la mejor forma de conocer un sitio nuevo es caminando, pero si quieres ver lugares alejados de tu alojamiento opta por el transporte público. En el caso de que quieras realizar excursiones para ver mejor la zona no te limites a la oferta del hotel, seguro que hay muchas empresas en la zona que te ofrecen las mismas visitas guiadas, y puede que a mejor precio.

Telefonía

Si vas a pasar tus vacaciones en un destino nacional, como muchos españoles, no tendrás problemas para usar tu teléfono móvil. Sin embargo, si sales de las fronteras españolas debes tener en cuenta el roaming. Antes de que llegue la fecha consulta las ofertas de las compañías para hablar desde el extranjero y contrata la que más te convenga, si no a tu vuelta puedes recibir una factura desorbitada ya que los operadores pueden cobrar este sobrecoste hasta 2015.

Ahorra sin renunciar a tus vacaciones

Tanto si compras el viaje con antelación como si no el mejor modo de ahorrar es comparar. No te quedes con la primera opción que encuentres y coteja precios y ofertas. Por mucho que quieras recortar gastos, de lo que no puedes prescindir es de un ‘colchón’ que te permita hacer frente a posibles imprevistos. Si quieres evitar costes adicionales como los que pueden derivar de la cancelación de tus vacaciones lo mejor es que contrates un seguro del Viaje. Rastreator, que es un experto viajero, te ayuda a ahorrar en tus vacaciones, pero también en la contratación de esa póliza. Compara las coberturas y primas en unos segundos y contrata el que mejor cubra tus necesidades.

Rastreator.com