Ni en el hotel estás exento de los robos

Planear un viaje, hacer las maletas, llegar al hotel, dejar el equipaje y al volver llevarte el disgusto de las vacaciones al comprobar que ¡te han robado! Dinero, joyas, el teléfono móvil o la videoconsola de los niños…

En esta situación lo primero que se te ocurre es ir a recepción, contar lo sucedido y poner una reclamación, y es en este momento cuando te llevas el chasco definitivo ya que el alojamiento no suele hacerse cargo de lo sucedido a no ser que tenga un seguro para ello.

Las hojas de términos y condiciones de muchos de ellos pueden incluir cláusulas como “el hotel no se hace responsable del robo o desaparición de objetos en sus habitaciones” o “el hotel no se responsabiliza de robos o pérdidas de objetos no depositados en recepción bajo deposito”. En este último caso, suelen añadir una cantidad máxima, a partir de la cual dejarán de ser responsables. Otro caso distinto es que los objetos robados se encontraran en una caja fuerte que haya sido forzada, ya que en esta situación sí es más común que el hotel se haga cargo.

De hecho, la contratación de una caja fuerte y estar atento de tus objetos personales de valor y no dejarlos en la habitación son 2 de las recomendaciones esenciales del ministerio del Interior, aunque no siempre es posible cumplirlas.

Si has vivido una situación de este tipo, aunque no te sirva de consuelo, debes saber que no has sido el único. Rastreator ha recopilado algunos de los robos en hoteles más famosos o que más le han llamado la atención. ¿Quieres conocerlos?

Nadie se escapa de los ladrones hoteleros

Famosos despojados de sus pertenencias

Los robos en los hoteles están a la orden del día y no se libra casi nadie. Si preguntaras a tus amigos, familiares o compañeros de trabajo lo más seguro es que más de uno te relate con pelos y señales alguna anécdota de este tipo. Los que también tienen mucho que contar son algunos famosos que, o bien por despistados o por mala suerte, se volvieron a casa con menos peso en su equipaje del que hubieran deseado.

Da igual que estemos alojados en un hotel de 1 estrella o en uno de los más exclusivos de Paris y si no que se lo digan a Rafa Nadal. Al tenista español el susto le duró menos de 24 horas, lo que tardó la policía parisina en encontrar el reloj de 300.000 euros que le habían robado de su habitación del hotel mientras se encontraba disputando un partido de Roland Garros.

Algo parecido le ocurrió hace unos años a Julio Iglesias al que le robaron 1.200 euros, varios dispositivos electrónicos y su documentación personal en un hotel de la ciudad venezolana de Valencia. Los ladrones aprovecharon que éste se encontraba dando un concierto para entrar en la habitación del hotel en la que se encontraba alojado y llevarse algunos de sus objetos de valor.

Los que también se volvieron con un mal recuerdo de su estancia en Medellín, Colombia, fueron algunos de los jugadores del Sevilla F.C. Relojes, iPads y dinero fueron algunos de los objetos que echaron en falta los futbolistas al regresar a sus habitaciones.

Pero uno de robos en hoteles que más expectación levantó fue el que tuvo lugar el pasado mes de julio en la ciudad francesa de Cannes, y es que el lujoso Carlton fue protagonista de un robo de joyas valorado en 103 millones de euros. Se trata del robo de mayor envergadura de la historia de Francia que se produjo justo cuando estaba teniendo lugar una exposición de piedras preciosas del joyero israelí Lev Leviev.

Hoteles bajo mínimos

Pero los huéspedes no son los únicos a los que roban en los hoteles. Los propios alojamientos también echan en falta en muchas ocasiones parte de su ajuar y mobiliario. Sí, sí, como lees. Según la última encuesta del buscador Jetcost, el 81% de los clientes de hoteles reconoce que antes de dejar la habitación meten en la maleta un “recuerdo” de su estancia.

Las pilas del mando de la tele, las mantas, la almohada, las toallas, los botes de champú o hasta ¡el poco favorecedor gorro de ducha! son algunas de las cosas que se birlan en los hoteles. Pero algunos huéspedes van más allá y hasta se llevan las bombillas de las lámparas, la biblia o incluso ¡el interior del edredón! La imaginación de algunos puede alcanzar límites insospechados.

Aunque parezcan objetos de poco valor pueden suponer un coste elevado para los hoteles, de hecho, Holiday Inn llegó a reconocer hace unos años que habían desaparecido de sus instalaciones más de medio millón de toallas. ¡Medio millón!

Hotel Waldorf Astoria de Nueva York

Un caso curioso es el que tiene como protagonista al famoso hotel Waldorf Astoria, rascacielos situado en Nueva York, que puso en marcha hace unos años un programa calificado como “amnistía” en el que pidió a todos aquellos huéspedes que durante años se habían llevado objetos del hotel que los enviaran. Eso sí, sin hacer preguntas y sin represalias para los ladronzuelos. ¡Borrón y cuenta nueva!

Entre los objetos que el hotel ha recuperado se encuentra una cafetera de plata de 1938, un posavasos de 1950, una cucharilla de café que procede de 1925 y  la ¡mampara de la ducha del apartamento que Frank y Nancy Sinatra poseían en el  Waldorf Astoria!

¿Hay algún seguro que cubra el robo en el hotel?

Si tienes la mala fortuna de sufrir un robo durante tus vacaciones lo primero que debes hacer es poner una reclamación. Puede darse el caso de que el hotel tenga contratado un seguro Multirriesgo que incluya una cobertura que cubra los objetos depositados en la habitación o en el interior de su caja fuerte o incluso ¡el coche!, siempre y cuando se encontrara en el parking del hotel. Hasta los hay que están cubiertos frente a posibles atracos a clientes y empleados.

Aun así, lo más habitual es que, en un principio, desde el hotel te digan que lo sienten mucho pero que no pueden hacer nada. Pero, ¡no te preocupes! Revisa tu contrato de seguro de Hogar porque a lo mejor te puedes llevar una alegría, y es que aunque los seguros de los alojamientos te den la espalda el tuyo puede convertirse en tu mejor amigo.

Tu seguro de Hogar no te cubrirá el hurto pero en muchas ocasiones sí que incluye los posibles robos en hoteles, eso sí, muchos ponen como requisito que los objetos que te hayan sustraído se encontraran guardados en una caja fuerte, y siempre y cuando la estancia no haya sido de una duración superior a los 3 meses consecutivos.

Antes de salir de viaje trata de cubrirte las espaldas lo máximo que puedas ya que no sólo te puedes encontrar problemas en el hotel. También puedes extraviar el equipaje en el aeropuerto o sufrir algún tipo de percance. Rastreator.com puede ayudarte poniendo a tu disposición un gran abanico de seguros entre los que se encuentran los de Viaje. Cualquier precaución es poca para no volver a casa con un mal recuerdo de las vacaciones.

Rastreator.com