Seguridad en las bicis

La seguridad vial es cosa de todos. Formas parte del tráfico, ya sea como conductor, como peatón o como ciclista. Por eso deberías saber que para poder subirte a los pedales y disfrutar de todos los beneficios de usarla sin poner en peligro tu seguridad en la bici tienes que cumplir con los mismos deberes y obligaciones que el resto de los ciudadanos. Tu seguridad y la de otros está en juego, y por eso Rastreator ha recopilado una serie de consejos y deberes básicos en tu conducción si no quieres asumir riesgos innecesarios sobre tu bicicleta.

Viajar seguro en una bicicleta

La bici ya no es un vehículo sólo de jóvenes, ecologistas o hippies, ahora las calles están llenas de vehículos de 2 ruedas que no tienen motor. Y es que, según el último Barómetro Anual de la Bicicleta de la Dirección General de Tráfico, DGT, 3 de cada 4 españoles tiene, al menos, una bicicleta en su casa, y 3 millones de españoles la utilizan casi a diario. Seas de los que la usas a diario, o de los que la compraron en un arranque de ecologismo o de hacer deporte y la tienes muerta de risa en el trastero, debes ser consciente de que  hay algo que queda pendiente, sólo el 87,3% de los usuarios de este medio de transporte dice respetar las normas.

La seguridad en la bici

Las cifras actuales indican que no se está haciendo un uso seguro de la bicicleta y mientras que los lesionados en otros medios de transporte disminuyen, el de los ciclistas heridos o fallecidos aumenta. Por eso, hay puntos a tener en cuenta para mantenerte a salvo mientras disfrutas pedaleando.

Normas de circulación a pedales

Vas sobre ruedas, y por lo tanto compartes con el resto de los vehículos la normativa de circulación. Las señales, los semáforos, los límites de velocidad y el sentido del carril es algo que debes respetar independientemente de en qué transporte circules. Si llegas a un paso de peatones tienes que dejar pasar a los que vayan caminando antes de continuar tu camino, y, al igual que si fueras en el coche o en la moto, no puedes utilizar auriculares o el teléfono móvil en bicicleta.

¿Por dónde circular? Carril bici o calzada

Para mantener tu seguridad, siempre que haya un carril-bici por el trayecto que vas a realizar ¡utilízalo! Aunque tengas que dar un pequeño rodeo y perder algo de tiempo… lo ganarás en seguridad. En caso de que no exista tienes que circular por el arcén derecho si es transitable, y si no lo hay por el lateral diestro de la calzada. En cuanto a la circulación por autovías, está prohibida, pero la ley estima que si tienes más de 14 años puedes circular por sus arcenes siempre que no haya ninguna señal que indique lo contrario.

¿Cómo ir en bicicleta? Sólo o en paralelo

Como decimos, puedes circular por la carretera siempre y cuando lo hagas por el lugar que tienes asignado o por el lado derecho de la calzada si la vía lo permite, sin embargo, si quieres pedalear en grupo tendrás limitaciones. Cuando varios coches circulan juntos deben mantener una distancia de seguridad entre ellos, pero en el caso de los ciclistas ese espacio no es necesario y se puede circular pegados. Pero que podamos ir juntos no quiere decir que se pueda ir en pelotón y ocupando todo el carril. La ley sólo permite circular en columnas de a 2 y siempre y cuando todos los miembros del grupo se orillen al extremo derecho de la vía.  Sin embargo, si tu grupo de ciclistas opta por circular en parejas deberás tener en cuenta que en las autovías por las que podáis circular tendréis que hacerlo por el arcén y no invadir nunca la calzada, lo que puede dificultar el recorrido si ese espacio no es amplio.

Límite de velocidad en bici

Lo mismo sucede con el límite de velocidad. Vale que no vas a llegar a superar los 90 kilómetros por hora en una nacional o los 120 en autovía, pero te afecta igualmente. La normativa actual fija que puedes sobrepasar la velocidad máxima para ciclomotores y motos, que está fijada en 45 kilómetros por hora, en los tramos y circunstancias que te lo permitan. Pero si, por ejemplo, pasas por una zona limitada a 30 km/h no deberás sobrepasar ese límite. Y ¿qué pasa si no tienes cuentakilómetros? Entonces sentimos decirte que si no controlas tu velocidad a ojo deberías comprar uno para tu bici, ya que si cometes una infracción te pueden multar.

Señalización de las maniobras

Por otro lado, dado que las bicicletas no disponen de intermitentes, los ciclistas debemos indicar manualmente las maniobras que vamos a realizar. Apréndete bien qué gesto debes hacer con los brazos para indicar los giros o las paradas y así restarás riesgo al trayecto. Ponte en el lugar del conductor que circula detrás de ti, al igual que cuando tú criticas a otro porque utiliza mal los intermitentes… no provoques la conducción colérica de otros conductores. J

El alcohol y la bici

Según la Ley 43/1999, de 25 de noviembre, “todos los conductores de vehículos y bicicletas quedan obligados a someterse a las pruebas que se establezcan para la detección de las posibles intoxicaciones por alcohol”. Por lo tanto ¡no bebas si vas a conducir! Aunque sea sin motor.

Alumbrado en la bicicleta

Para poder circular de noche, en vías con la señal de “túnel” o con condiciones meteorológicas que disminuyan la visibilidad, debes acondicionar tu bicicleta. Para poder utilizarla en esos momentos debes tener:

  • Luz de posición delantera y trasera
  • Reflectantes en la parte trasera, es decir, un catadióptrico
  • Voluntariamente: catadióptricos en los radios de las ruedas y en los pedales

Además, en el caso de que el alumbrado sea obligatorio deberás ponerte alguna prenda reflectante si circulas por una vía interurbana. Si no tienes nada reflectante, ¡saca el chaleco del coche y a la bici!

Uso del casco

Hasta hace poco  si circulabas por una vía interurbana en bicicleta estabas obligado a utilizar casco de protección, al igual que los otros ocupantes. Sin embargo, la nueva Ley de Tráfico, aprobada el pasado mes de marzo, fija la obligatoriedad de que los menores de 16 años usen el casco independientemente de la vía por la que circulen. Es decir, que si llevas a tu hijo al parque con su bici de patines tendrás que llevar lo de siempre: rodilleras, coderas… y ¡el casco!

Seguridad en la bici, desde el coche

Pero la seguridad en las bicicletas no depende sólo del ciclista. Cuando circulas en coche debes ser consciente de que la calzada no es sólo para ti y para las motos. Todos los conductores tenemos los mismos derechos y obligaciones, vayamos sobre 4 o 2 ruedas, y tengamos o no motor.

Mientras vayas en tu coche sé consciente de que los ciclistas son los más vulnerables y guarda como mínimo 1,5 metros para adelantarlos. Además, estate atento a las posibles maniobras que realicen y mantén la distancia de seguridad. Cuando te bajes de las 4 ruedas y te subas a los pedales seguro que agradeces que otros conductores sean respetuosos contigo.

Viaja en bicicleta seguro

1 de cada 5 ciclistas ha sufrido algún accidente a lo largo de su vida. La seguridad de un ciclista está ligada al respeto de las normas, por eso si vas en bicicleta debes respetar las normas de circulación y evitar situaciones peligrosas. Si, además, quieres aumentar tu seguridad puedes contratar un seguro específico que te cubrirá a ti e incluso a tu bici. No tendrás que preocuparte de los daños materiales que sufra, ni por los tuyos propios. Si te la roban o si necesitas asistencia durante el viaje tu aseguradora acudirá en tu ayuda. Anímate, coge la bicicleta y sal a pasear aprovechando el buen tiempo, o directamente cambia el coche por los pedales pero ¡viaja seguro y asegúrate!

Rastreator.com