Seguro que te has quedado sin saldo o sin batería en el peor momento

Es increíble cómo en pocos años hemos pasado de no tener teléfonos móviles a depender de ellos como si fueran un elemento indispensable en nuestras vidas. No sólo no se nos ocurre salir de casa sin nuestro smartphone sino que ¡hasta nos llevamos el cargador! Imagínate que se nos agota la batería, ¡toda una tragedia!

Pero los tiempos han cambiado y lo que antes podía ser una preocupación, como quedarnos sin batería o sin saldo, ahora ya no lo es tanto, ya que existen mil y una maneras de salir airoso de estas situaciones. ¿Conoces las baterías portátiles, los cargadores para el coche o la posibilidad de recargar tu móvil de prepago desde internet? Presta atención a este post y ¡toma apuntes!

¿Quedarse sin saldo, quedarse incomunicado?

Lo de quedarse sin saldo era más cosa del pasado ya que hoy en día, de las más de 50 millones de líneas móviles que existen en España menos de 17 millones son de prepago, es decir, que más de 2 tercios están sujetas a una modalidad de contrato. Pero, aún así, son muchos los que pueden verse con el teléfono sin  un céntimo. ¿Qué soluciones hay en estos casos?

Llámame que no tengo saldo

¿Te acuerdas del servicio Llámame que no tengo saldo? Si pensabas que había desaparecido estás muy equivocado. Casi todas las compañías permiten a sus clientes utilizar este servicio de notificaciones cuando hayan agotado su saldo y necesiten contactar con otro número. Se trata de un servicio 100% gratuito que permite al cliente enviar mensajes a los números que él desee con el texto “Llámame al número XXX que no tengo saldo” o similar.

Llamadas a cobro revertido

Otra opción a la que puedes recurrir si te encuentras en esta situación es a la de hacer una llamada a cobro revertido, conocida en algunas compañías como Llamada amiga. ¿No tienes saldo suficiente para llamar? ¡No pasa nada! Si tienes algún buen amigo que quiera asumir el coste de tu llamada sólo tienes que llamarle a cobro revertido y éste será informado de tu petición. Eso sí, para utilizar esta opción es probable que la compañía te exija que el número al que solicites la llamada sea de tu misma compañía.

Maneras instantáneas de tener saldo

Anticipo de saldo

Ahora bien, si te quedas sin saldo y no quieres ser el tacaño de tus amigos o te da vergüenza pedirles que te llamen tienes más opciones. ¡Pide un anticipo de saldo! A través de tu propio teléfono la gran mayoría de las compañías permiten a sus clientes de prepago solicitar un adelanto de saldo para salir del apuro. ¡Pero no es gratis! En cuanto recargues el teléfono la cantidad que se te adelantó en un primer momento te será descontada.

Recarga de saldo

Lejos quedan los días en los que para recargar el teléfono había que ir a comprar una tarjeta con una cantidad determinada de saldo, introducir los “números mágicos” y esperar unos segundos a que nos llegara el mensajito que nos avisaba que nuestro saldo había aumentado. Ahora ya no sólo podemos hacerlo desde un cajero automático, también desde el propio terminal. Pero aún más fácil, también puedes llamar a un número gratuito que te facilitará tu operador para que recargues tu teléfono con una sola llamada. Como has comprobado, el que no tiene saldo es porque no quiere… porque medios para hacerlo hay más de uno.

Trasvase de saldo

Pero si quieres seguir echándole morro a la vida y prefieres que sea otro el que pague, ¿sabías que puedes “robarle” saldo a otro cliente prepago de tu misma compañía? Eso sí, ¡con su consentimiento! Ahora bien, este servicio suele tener un coste que ronda los 30 céntimos, aunque varía de cada compañía, y que deberá asumir el que ha recibido el trasvase de saldo.

Apps de VoIP para hablar gratis

¡Bienvenido al año 2014! El servicio Llámame que no tengo saldo, el anticipo o incluso el trasvase de saldo no son ninguna novedad. En la era del 4G, los teléfonos inteligentes y las aplicaciones de mensajería instantánea como el Whatsapp ofrecen otras maneras de comunicarte gratis aunque no tengas nada de saldo, ¿sabes cómo?

Zerolímites

Las compañías de teléfono se estrujan los sesos para captar clientes y por eso una de las maneras de conquistar a los más exigentes es lanzar aplicaciones con un valor añadido. Una de estas novedades es Zerolímites, la aplicación de Tuenti Móvil que permite a los usuarios que tengan contratado un bono de datos llamar y chatear, aunque no tengan saldo o datos disponibles.

Skype, Viber y Line

¿No tienes saldo pero sí que cuentas con datos en el móvil o estás enganchado a una red wifi? ¡Tira de apps de VoIP como Skype, Viber o Line! No sólo podrás llamar de manera completamente gratuita sino que además podrás hacer videollamadas.

Sin batería, ¿y ahora qué?

Antes de que los móviles de tercera y cuarta generación irrumpieran en nuestras vidas la batería del teléfono móvil nos duraba días y días. ¡Ahora eso es impensable! Escuchamos la radio mientras recibimos Whatsapp y navegamos por internet, así ¿cómo no se nos va a agotar la batería en menos de 24 horas?

Quedarse sin batería es el pan de cada día de la mayoría de nosotros así que si no queremos que se nos apague el teléfono en cualquier momento tenemos que ser precavidos y tratar de llevar encima un cargador con el que volver a revivir nuestro dispositivo.

Llevar encima el cargador

Los cargadores de los teléfonos actuales no son como los de hace unos años que exigían un enchufe para poder recargar la batería del terminal. Hoy en día puedes cargar tu smartphone en distintos lugares, desde el ordenador de la oficina hasta en el coche mientras vas conduciendo. Aunque cualquier sitio es bueno para enchufar el cargador. Un bar, la consulta del dentista y ¡hasta el vagón de un tren!

Cargadores portátiles

Ahora bien, si te quedas sin batería en un lugar en el que no hay ni una sola toma de corriente en la que conectar el  cargador ¡los cargadores portátiles son tu solución! Se trata de un instrumento que no suele ser muy pesado ni de grandes dimensiones y que te permite conectar el móvil para cargar la pila ¡estés donde estés! Sólo necesitas conectarlo al llegar a casa para que esté cargado, porque si lo llevas vacío entonces no te sirve para nada.

Baterías adicionales

Un sustituto del cargador portátil podría ser llevar en el bolsillo una batería idéntica a la que tiene en su interior tu móvil. Cuando ésta se agote sólo tienes que quitarle la carcasa a tu dispositivo, extraer la pila y sustituir ésta por la que se encuentra cargada. Pero, ¡ojo! esta no es una opción válida para todos los teléfonos ya que existen muchos que no permiten la extracción de la batería. Así que, si tu móvil es uno de estos últimos tendrás que conformarte con los cargadores tradicionales o con los portátiles.

¿Dejar el móvil en consigna?

Quedarse sin batería en el peor momento es algo de lo que no se escapa nadie, y pese a que existen medios para solventar esta incómoda situación no siempre es posible acudir a ellos. Si vas en un vagón cercanías de camino a casa o estás tomando algo en un bar y llevas el cargador a mano ¡busca un enchufe y problema resuelto! Pero, ¿qué pasa si estás de compras o si te encuentras alojado en un camping mientras disfrutas de un festival de verano? Aquí, encontrar un sitio para cargar tu smartphone es, cuanto menos, complicado pero ¿imposible? ¡Por supuesto que no!

Cargar el móvil en una tienda

¿Te imaginas entrar en una tienda y encontrarte unas taquillas con un cargador compatible con tu dispositivo? No es una escena de ciencia ficción sacada de la película de Matrix, ¡éstas existen! Sólo tienes que depositar tu móvil en el interior del cajetín, conectarlo a la ranura que se adapte a tu móvil, cerrar con la llave y guardártela en el bolsillo. ¡Igual que al entrar en un supermercado dejas allí el resto de tus bolsas! Una vez finalizadas tus compras ¡vuelve a por él!

Cargar el móvil en un festival de música

El verano es una época del año en la que tienen lugar decenas de festivales de música que se caracterizan por ser un evento en el que la mayoría de los asistentes se alojan en un camping. De momento, recargar el móvil en un árbol es imposible pero ¡no te preocupes! Estos alojamientos tienden a estar equipados con puestos en los que cargar los dispositivos. El mecanismo es parecido al instalado en algunas tiendas, sólo tienes que dejar tu teléfono en consigna y volver en un par de horas a por él. ¡Estará 100% cargado! Aunque ¡ojo!, este servicio no suele ser gratuito por lo que llevarte una batería adicional o un cargador portátil no es una mala idea.

Éstas son sólo algunas de las situaciones en las que te puedes encontrar un punto de recarga para tu dispositivo. En un futuro no muy lejano quedarse sin batería sí que será Misión Imposible.

¿Tarifa de contrato o tarifa de prepago?

Antes de decantarte por contratar una tarifa de contrato o una de prepago debes evaluar los pros y los contras de cada una de ellas. Aunque quedarse sin saldo no es un problema, ya que existen varias maneras para poder contactar con otras personas, sí que es una pesadez. Una opción es contratar una tarifa de contrato, ya que siempre podrás realizar llamadas, aunque tengas que pagar un coste adicional por ellas.

La mejor manera de encontrar la tarifa que más se adapte a tu perfil de usuario y a tu consumo es comparar entre las distintas compañías. Rastreator.com te ahorra tiempo y dinero en la búsqueda del mejor producto. Además, si quieres comprar un móvil o vender el tuyo puedes hacerlo también a golpe de ratón.

Rastreator.com