Terapias con animales, la mejor medicina

Las mascotas son un miembro más de la familia y si no ¡que se lo digan a todos aquellos que tienen una! Entrar en casa y que tu perro te reciba con un efusivo lametón, que tu gato se acomode a tu lado cuando estás viendo la tele o que tu canario te despierte con un alegre trinar son sólo algunas de las cosas que más valoran los que conviven con animales.

Las mascotas no son sólo fieles amigos que te hacen compañía sino que también tienen el poder de ser la cura o el tratamiento ideal para algunas enfermedades o trastornos. ¡Seguro que te has quedado con la boca abierta! Sin ir más lejos, pueden llegar a ser los ojos de las personas invidentes, convirtiéndose en inseparables, mientras que en otras ocasiones no hay nada mejor que un animal para superar problemas como la depresión.

Rastreator ha querido aprovechar que hoy se celebra, como todos los primeros jueves de octubre, el Día Europeo contra la Depresión para resaltar el papel de los animales en paliar este trastorno. La depresión, que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) afecta a más de 350 millones de personas en el mundo, será en 2020 la segunda causa de incapacidad. En España en torno al 10% de la población padece este trastorno emocional, que tiene tratamientos eficaces, entre ellos programas de Terapia y Educación Asistida por Animales de Compañía (TEAAC).

Zooterapia, terapias con animales

Caninoterapia

Se suele decir que el perro es el mejor amigo del hombre y ¿qué es lo que solemos hacer las personas cuando estamos tristes o necesitamos que nos ayuden? ¡Pues echar mano de nuestra familia y amigos! Pues entonces, nada mejor que apoyarse en estos seres peludos para superar alguna patología física o psicológica que podamos sufrir en un determinado momento. El tratamiento con perros tiene nombre, Caninoterapia, y es una de las ramas de la Zooterapia.

El contacto con perros a través de juegos, dinámicas grupales o actividades individuales es uno de los tratamientos que siguen no sólo personas con enfermedades mentales, sino también niños discapacitados o adultos de la tercera edad que se encuentran solos y/o poco queridos.

Y es que, sólo la presencia de estos animales hace que a los pacientes les mejore el estado de ánimo y tengan mayor autoestima. Además, en centros psiquiátricos se ha apreciado como los adultos con depresión que han recibido terapias con animales han reducido su agresividad, el tiempo de ingreso de los pacientes y el número de suicidios, según afirma la Asociación de Ayuda Canina para Necesidades Especiales (ACANES).

Equinoterapia

Establecer un vínculo entre el paciente y el caballo es la base de la equinoterapia, práctica que no se centra en la enseñanza de la equitación sino que es una terapia cuya finalidad es “mejorar los aspectos físicos, psicológicos, educativos y sociales del paciente”, asegura la Asociación de Equinoterapia Ismael Pinto.

El tratamiento con caballos está dirigido especialmente a personas, sobre todo niños, que padecen autismo, parálisis cerebral, síndrome de Down o de Rett o trastornos de Asperger, tienen problemas de comunicación o trastornos emocionales, entre otros.

¿En qué consiste?

La equinoterapia es un tratamiento en el que el paciente interactúa con el caballo. No sólo consiste en enseñarles a montar sino que también el enfermo participa en el cuidado del animal, ayuda en su cepillado y está presente durante su alimentación.

Delfinoterapia

Los delfines son otra de las especies animales destinadas a mejorar la calidad de vida de niños y adultos con problemas de salud mediante su interacción con ellos, y es que estos adorables animales son la mejor medicina en muchos casos. En España, el centro acuático Aqualand Costa Adeje  es uno en los que se imparten terapias con delfines en las que los niños se sumergen en su entorno, el agua, y entran en contacto con ellos a través de juegos, actividades y caricias.

Terapias con animales de granja

Burros, patos, cabras, conejos, gallinas, pollos, ovejas, asnos… ¿que guardan en común todos estos animales? Lo primero, y lo que seguro ya te ha venido a la cabeza, es que se trata de los animales que podemos encontrar en una granja y lo segundo, y menos común, es que son los usados en algunas terapias.

El contacto con estos seres tan variopintos es utilizado para llevar a cabo terapias con personas que padecen, por ejemplo, problemas neurológicos y/o neuromusculares o trastornos mentales. La gran mejora que experimentan los pacientes que se involucran en estas terapias se debe, entre otros motivos, a que el animal se convierte en el elemento de unión entre el paciente y el terapeuta, profesional que es indispensable en los tratamientos de Terapia Asistida con Animales (TAA).

Los animales, la mejor medicina

Perros, caballos, delfines… los animales se convierten, en muchas ocasiones, en la mejor medicina a la que pueden acceder niños y adultos con enfermedades crónicas o transitorias. Con la Terapia Asistida con Animales (TAA) los pacientes ven en el afecto, el cariño y la ternura la mejor receta para mejorar su calidad de vida y superar las pequeñas dificultadas que se encuentran en su día a día.

Los perros son de los animales más habituales en estas terapias ya que además de ser usados para tratamientos con personas con depresión también pueden formar parte de la vida de aquellos pacientes que sufren alzhéimer.

La forma de velar por su protección es con un seguro de Mascotas. En algunos casos es obligatorio pero en otros esta decisión depende exclusivamente de su dueño. Si le abrigas cuando caen los primeros copos de nieve, te preocupas de su seguridad cuando lo montas en el coche y hasta te lo llevas a la playa en verano ¿cómo no lo vas a proteger con una póliza?

Rastreator.com