Deberías saber que…tu seguro de salud caduca el 1 de enero

El coche, la moto, la vivienda, la televisión de plasma, el teléfono móvil, nuestra mascota… cada vez son más y más las cosas que tenemos la obligación de asegurar o que ‘deberíamos’ asegurar. Si hasta aseguramos un billete de avión o el viaje del verano, ¿cómo no vamos a hacer lo mismo con la salud?

Los seguros de Salud están en auge, en cierta medida como resultado de las reformas que está sufriendo el sistema de salud pública. Cada vez son más los que deciden contratar una póliza privada y cubrirse las espaldas frente a posibles traspiés.

Si eres uno de los muchos que ya cuentan con un seguro de Salud, seguramente estás al tanto de las particularidades de éste, aunque no tendrías por qué. Si nunca has tenido entre las manos un contrato de este tipo y te estás replanteándote adquirir uno. ¡Presta Atención a este post!  Desde Rastreator.com vamos a contarte alguno de los secretos de este tipo de seguro.

En un primer momento, podríamos caer en generalizaciones y afirmar que todos los seguros son iguales. Salvo por el ‘bien’ asegurado, incluso no apreciaríamos ninguna diferencia entre una póliza de coche y una de Hogar. Pero, ¡Cuidado!, ¡no todos son iguales!

Hay un pequeño detalle, que diferencia Salud del resto ¡Tú seguro de salud caduca el 1 de enero! Independientemente de cuándo lo hayas contratado, a diferencia del resto de las pólizas, ésta acaba cuando el 31 de diciembre el reloj da las 12 campanadas.

Este ramo es el único al que se le aplica esta cláusula, haciendo que la renovación se haga cada año natural, es decir de 1 de enero a 31 de diciembre. Desde Rastreator.com te vamos a explicar por qué.

Renovación siguiendo la máxima de año natural

¿Qué diferencia la contratación de un seguro de Salud de uno de Coche o de Hogar? La fecha de renovación, como acabamos de mencionar.

Si por ejemplo contratamos una póliza de Coche el 25 de agosto, ésta nos va a garantizar tener asegurado nuestro vehículo durante 12 meses contando desde esa fecha, es decir, que no lo vamos a tener que renovar hasta el 25 de agosto del año siguiente.

Pues bien, el seguro de Salud no se rige por esta regla. Si contratas tu póliza médica el 25 de agosto, la compañía te la prorrateará y pagarás sólo el periodo que transcurre entre el momento en que la contrates y el 31 de diciembre. El 1 de enero nuestra póliza se renovará automáticamente, hasta el 31 de diciembre del próximo año, fecha de vencimiento, salvo que indiquemos lo contrario.

¿De qué depende la cuantía de la prima?

Como es lógico, no puede pagar lo mismo el que contrate un seguro en enero que el que lo haga en septiembre, ya que no va  a estar cubierto el mismo número de meses. En caso de fraccionamiento, la aseguradora con la que contrates tu póliza te informará de cuál es la cantidad que te correspondería pagar, dependiendo de la fecha en que se hizo efectiva.

Con la ley en la mano

Desde Rastreator.com te vamos a dar una información importante, ¿sabes que de un año a otro el precio de tu seguro de Salud puede cambiar?, ¿quieres sabes cuales son las causas?

El artículo 25 de la Ley de Ordenación y Supervisión de los Seguro Privados, recogido en el Real Decreto 6/2004 del 29 de octubre nos avisa de ciertos factores que pueden influir en nuestra prima.

Lo más frecuente es que ésta varíe como consecuencia de la actualización de la tarifa, pero ¡hay más!. Factores como la edad de los tomadores del seguro, el sexo, la zona en la que vivas, el número de veces que visitas la consulta del doctor o la incorporación a la póliza de las más recientes innovaciones tecnológicas pueden hacer que paguemos más.

Por tanto, es posible que en muchas ocasiones el aumento de la prima no tenga que ver con las subidas del IPC.

A más años…

Cuando el seguro de Salud lo contratas de manera individual, eres el único que aparece como tomador, el factor de riesgo de la edad hace que cada año se produzcan modificaciones en tu tarifa.

Con cada una de estas modificaciones, tu compañía de seguros podrá cambiar o ampliar los factores de riesgo que tiene en cuenta para estudiar y valorar correctamente el peligro que corre teniéndote como asegurado.

El silencio, otorga

Si eres tomador de un seguro médico y quieres darte de baja, debes saber que si antes de finalizar la vigencia de tu póliza no avisas a la compañía de que quieres ‘romper el contrato’ ésta interpretará tu silencio como un sí. Es decir, la aseguradora tomará tu falta de iniciativa como un consentimiento tácito de que quieres seguir teniendo tu salud bajo su custodia y renovará tu póliza automáticamente.

Ahora bien, el mismo trato se espera por la otra parte. La aseguradora está obligada a enviar una carta a todos sus asegurados en las que se les informe de que se va a proceder a la renovación de sus pólizas y de la cantidad a pagar en el nuevo año. Deben ser recibidas 2 meses antes de que los seguros caduquen, 2 meses antes del 31 de diciembre.

¿Cuándo no se renueva el seguro de Salud de manera automática?

Ahora bien, si estás descontento con tu seguro de Salud, con las coberturas ofrecidas o bien con la compañía en cuestión debes saber que puedes dar de baja tu seguro mediante notificación expresa a la aseguradora siempre y cuando sea antes de que venza el contrato.

Por tanto, para poner fin a la obligación con la aseguradora debes comunicarle el fin del contrato por escrito, de forma certificada y con acuse de recibo 2 meses antes de que este expire, es decir, antes del 31 de octubre.

Otro de los caminos por los que el seguro de Salud puede llegar a su fin es si la compañía no quiere seguir asegurando a un cliente. En ese caso, ésta también deberá avisar mediante notificación 2 meses antes de que el seguro caduque.

Si estás pensando en contratar un seguro de Salud o no estás del todo contento con el que tienes y quieres ahorrarte unos euros en la prima, entra en nuestro comparador de seguros de Salud y rastrea hasta encontrar el que más se adapte a tus necesidades.

Rastreator.com