Para que tu viaje de Interrail sea un éxito deberías saber que…

Coger la cámara de fotos, unos mapas, las gafas de sol, un par de zapatillas, varias camisetas, crema de sol, meterlo todo en una mochila y recorrer Europa en tren. Salir de Madrid con destino Polonia para regresar a España desde Francia después de haber dormido en Grecia, comido en Croacia y visitado Dinamarca. No lo llames locura, ¡llámalo Interrail!

Hacer un viaje de Interrail es uno de los deseos que tienen muchos jóvenes, y no tan jóvenes, y que se encuentra en una de las primeras posiciones de su lista “cosas que tengo que hacer en la vida”. Por eso, año tras año son muchos los que no se lo piensan 2 veces y se compran un billete de Interrail para viajar por Europa y disfrutar de una aventura digna de ser contada a los nietos.

Guardar el billete como oro en paño, correr por los andenes en busca del tren que nos llevará a nuestro próximo destino o dormir en el vagón agarrados a nuestras pertenencias son sólo algunas de las características de estos viajes, pero hay muchas más. ¿Quieres saber qué son realmente estos viajes y qué debes tener en cuenta antes de iniciar la aventura?

¿Qué es el Interrail?

El Interrail es una forma diferente de viajar y de conocer Europa con una mochila a la espalda. Se trata de un billete personal e intransferible que te abre las puertas para viajar en los trenes de ¡hasta 30 países! europeos y en las compañías de tránsito marítimo entre Italia y Grecia. Pero ¡ojo!, el Interrail no está al alcance de cualquiera. Para poder disfrutar de esta experiencia única tienes que ser residente permanente europeo o acreditar que antes de la compra del pase llevas, como mínimo, 6 meses viviendo en Europa. Quedan excluidos todos aquellos que viven en territorios de ultramar pertenecientes a  países europeos.

Diferentes modalidades

En la vida siempre ha habido clases y en estos viajes también. Se puede viajar de mochilero, sí, pero el grado de comodidad depende de nosotros, y de ¡nuestro presupuesto! La edad es un factor clave en el precio del billete pero también la modalidad de éste. Se puede optar por un Global Pass o un One Country Pass, adquirir una tarifa continua o flexible, o se puede viajar en primera clase o en segunda. ¡Para gustos los colores!

Antes de viajar…

Contrata un seguro de Viaje

Antes de sentarte a organizar el viaje, el itinerario, los países por los que vas a pasar, los trenes que no puedes perder o incluso dónde vas a dormir, tienes que sopesar la idea de contratar un seguro de Viaje.  Aunque en un principio pienses que no te tiene por qué ocurrir nada y que contratar este producto puede ser un gasto del que puedes prescindir, lo cierto es que es un flotador que no deberías desechar.

El propio billete te da la opción de incluir una cobertura por pérdida o robo que protege tu preciado pasaje en caso de que lo extravíes por cualquiera de estos motivos. Así, si al echarte la mano al bolsillo no encuentras tu billete no tendrás que costearte otro nuevo ya que este seguro se hace cargo de los gastos.

Pero los riesgos a los que estás expuesto no se limitan a la simple pérdida del billete. ¿Qué pasaría si pierdes la maleta?, o ¿si sufres un accidente y necesitas ser hospitalizado o repatriado? Pero, ¿y si por algún motivo de cierta gravedad no puedes salir de España y te ves obligado a quedarte en tierra?

El billete comprado, los vuelos pagados, el alojamiento reservado….¡Todo un dineral! ¿Y ahora qué? Es en este momento cuando entran en juego los seguros de Viaje. La mayoría de las pólizas cubren estos gastos y muchos otros, como los derivados de la prolongación de la estancia en el hotel por motivos de salud o por regreso anticipado.

Busca tus vuelos

Comprar un billete de Interrail Global Pass te da derecho a viajar en los trenes de hasta 30 países europeos pero ¡no en el tuyo! Antes de empezar a sacarle partido a tu billete tienes que encontrar el modo de salir de España. La opción más recomendable es buscar un vuelo rumbo al país en el que vayas a iniciar el viaje.

Para que te salga lo más barato posible tienes que hacerte con tu billete unos meses antes de la fecha en la que quieras volar. Además, para que el ahorro sea aún mayor debes comparar precios pero también destinos ya que volar a Bremen, en Alemania, te puede salir más rentable que coger un avión rumbo a Zagreb. Lo mismo ocurre con la vuelta. Reserva el vuelo de regreso a casa con antelación y trata de que sea desde el lugar del que te salga más barato.

Reserva tu alojamiento

Planificación sí, pero no demasiada. Ésta es una de las máximas por las que se caracterizan los viajes de Interrail. Perder un tren por tan sólo un par de minutos, equivocarse y acabar en otro sitio o incluso decidir en el último momento cambiar de ruta son otras casuísticas con las que te puedes llegar a encontrar. De ahí, que llevar todo el alojamiento reservado de antemano no sea muy productivo, ya que te quitaría el placer de improvisar.

Eso sí, los alojamientos de la ciudad de llegada o el del lugar en el que pondrás fin a tu aventura y del que partirás de regreso a España sí que los deberías llevar preparados de antemano. No vaya a ser que sólo queden disponibles los alojamientos más caros. O peor aún, ¡que no tengas donde pasar la noche! Para evitar este problema y ganar en salud lo más recomendable es comparar hoteles y reservar. ¡Puedes encontrar auténticos chollos!

Ten cuidado con el roaming

¿Sabes vivir sin móvil?, ¿podrías estar más de un día sin navegar por la red, sin comunicarte por Whatsapp o sin hablar por teléfono? No te preocupes, salir de España no te impide seguir usando tu teléfono pero debes saber que los costes no son los mismos.

Gracias al servicio de roaming podrás tener operativa tu línea de móvil durante todos los días que estés dando tumbos por Europa. Así, podrás consultar los horarios de los trenes, reservar un alojamiento de última hora o consultar los puntos turísticos de un determinado lugar. Pero antes de utilizar tu móvil en el extranjero debes asegurarte qué tarifa te va a aplicar tu compañía porque si es demasiado elevada a lo mejor te convendría pasarte a otra que tenga mejores condiciones.

Compara tarifas móviles y busca cuidadosamente porque existen algunas compañías que ya han empezado a eliminar el roaming y te permiten hablar y navegar desde el extranjero por tan sólo ¡un euro!

…y para acabar

Una vez que tengas el billete de Interrail comprado, los vuelos cogidos, los alojamientos ubicados y tengas planificado, más o menos, tu viaje ya sólo te queda disfrutar de esta experiencia que no olvidarás. Apunta todos los sitios que visites, los países por los que pases y las anécdotas vividas y a la vuelta ¡no olvides tachar de tu lista “Hacer un Interrail”!. Y si te ha gustado, empieza a organizar un nuevo viaje porque ¡ni de broma habrás podido visitar 30 países!

Rastreator.com