Pay as you drive: la revolución de los buenos conductores

#BeSafeMyFriend

23/08/2018 | Tiempo de lectura: 2

Los jóvenes entre 18 y 29 años tienen un 75% más de probabilidades que el resto de la población de reincidencia en accidentes en carretera, según el Estudio de siniestralidad vial y reincidencia por edad, sexo y lugar de residencia realizado por Mutua Madrileña. Además, tienen casi cuatro veces más siniestros que implican lesiones que los mayores de 60. Son este tipo de datos los que hacen que las compañías se lo piensen dos veces antes de asegurar a un millennial. Por ello, muchas veces le ofrecen una póliza con una prima astronómica que, en muchos casos, no se pueden permitir.

Si estás dentro de este rango de edad y estas cifras no te representan puede que seas un conductor más precavido que la media. En ese caso puede que te preguntes: ¿por qué pagar lo mismo que los demás si soy bueno al volante? La respuesta es sencilla: no tienes por qué. Actualmente existen seguros de pago por uso o, en inglés, pay as you drive. ¿Quieres saber cómo funcionan? Te lo contamos.

Cómo funcionan los seguros pay as you drive

El de pago por uso es un tipo de póliza diseñada para premiar a los buenos conductores. Mediante un terminal telemático previamente instalado en el vehículo, llegan a la aseguradora datos sobre los hábitos de conducción del asegurado y las distancias que recorre. De esta forma, la compañía tiene una idea más precisa de tu perfil y puede subir o bajar sus primas en función de esto. Si tienes entre 18 y 29 y te parecen injustos los precios de las aseguradoras, esta puede ser una opción acertada. Óscar López, Head of Data en Rastreator.com, explica que estos dispositivos en países como Italia, donde los seguros pueden llegar a costar 1.500 euros, “pueden llevarte a ahorrar mucho dinero”.

Tu copiloto te dice cómo conduces

Actualmente, estos dispositivos instalados en el coche están dando paso a las apps que registran la forma en que la conduces. En Rastreator.com hemos desarrollado Tu copiloto, una aplicación móvil que funciona a través del GPS y los sensores de movimiento del Smartphone. La finalidad de esta herramienta es que el conductor se haga una idea de cómo son sus hábitos al volante y que, de esta forma, pueda cambiar los aspectos negativos y conducir de manera más eficiente.

López explica que Tu copiloto es como “un cuaderno de bitácora o una fitbit de nuestros viajes en coche”. El funcionamiento es simple, aclara, “la app encripta los datos y los envía a un algoritmo que devuelve el registro del trayecto”. Además, “no se trata de una forma de extraer datos para venderlos a terceros sino que se utilizan para que el usuario pueda conocerlos”, indica el Head of Data.

En el futuro, Tu copiloto pretende servir “para que las aseguradoras den un precio basado en las cifras que da la app para agilizar el proceso”. “Queremos cambiar cómo se da el precio del seguro”, cuenta Óscar López. Para ello, la idea es que el usuario utilice Tu copiloto durante un periodo de tiempo determinado, para que pueda tener un registro real de la forma de conducir de la persona.

Hoy en día las herramientas más desarrolladas “pueden saber cómo conduces en poco tiempo y decirte si quien conduce eres tú u otra persona, porque conocen perfectamente cómo te manejas al volante”, explica López. Además, en poco tiempo “podrán decirnos dónde hay una gasolinera barata por la carretera en la que estamos y será posible conectarlas al bluetooth del coche y avisarte del desgaste de las ruedas, por ejemplo”.