Enfermar en EE.UU sin seguro de viaje cuesta 4.500 euros al día

#BeSafeMyFriend

19/06/2018 | Tiempo de lectura: 2

¿Contratas un seguro cuando viajas? Si la respuesta es no, quizás no sepas que, según un estudio realizado por InterMundial, el 4% de los viajeros procedentes de España necesita asistencia sanitaria durante un viaje y que de éstos, un 5% precisa repatriación. Sin embargo, solo uno de cada cinco contrata una póliza específica para estas ocasiones. Las playas de Grecia, los fines de semana en Londres, los recorridos por Nueva York o Los Ángeles y los safaris en Sudáfrica tienen algo en común y es que implican viajar al extranjero, donde la sanidad no suele ser igual que España. Hay países en los que no existe la sanidad pública, como es el caso de Estados Unidos, y otros en los que sí hay, pero para que los foráneos puedan disfrutarla tiene que haber un convenio entre países.

A la hora de planear la salida, lo más recomendable es que el primer paso sea comprar el vuelo, el billete de tren o la forma de trasladarse al destino. Después llega el momento de reservar el hotel y es entonces cuando puede surgir la duda, ¿contrato un seguro de viaje?

Cuando planeamos una escapada intentamos que todo salga tal y como estaba previsto pero, en muchas ocasiones, hay situaciones que no podemos controlar y para las cuales necesitamos una ayuda extra. Sufrir, por ejemplo, una apendicitis es algo que nos puede pasar en casa, en el trabajo, en el cine o en un país que no es el nuestro.

Son precisamente este tipo de situaciones inevitables las que hacen necesario contratar una póliza que las cubra. Según InterMundial, las principales incidencias en los viajes están relacionadas con la salud, en concreto un 64,24%. El 34,2% son accidentes, el 0,78% la necesidad de un regreso anticipado y el 0,78% problemas con el equipaje.

¿Cuánto cuesta ponerse enfermo en el extranjero?

A nadie le gusta estar enfermo durante un viaje y menos hospitalizado. Pero vayas donde vayas siempre te puede tocar. Desde una gripe a un corte de digestión, cualquier opción es posible. La International Federation of Health Plans ha realizado un estudio en el que compara lo que cuestan, de media, las distintas pruebas e intervenciones médicas en la sanidad privada de Australia, España, Suiza, Sudáfrica, Estados Unidos, Nueva Zelanda y Reino Unido.

Según este documento, el país en el que más barato sale estar malo y hospitalizado durante un día es España, con una media de 364,4 euros. Sudáfrica se posiciona segundo con 542,3 euros y Australia complementa el trío de países por debajo de los mil euros por día de hospitalización, con 657,5 euros. Por encima de esta cifra está Nueva Zelanda, en donde cuesta 1.841,5 euros y por encima de los cuatro mil se encuentran Suiza y Estados Unidos, con 4.109,2 y 4.486,5 euros el día.

¿Y una operación?

Surfear, escalar, correr e incluso andar por una ciudad pueden ocasionar caídas inofensivas o graves durante un viaje por las que nos tengan que intervenir con la mayor rapidez posible. Incluso padecer sin previo aviso una dolencia como, por ejemplo, la apendicitis. Esta es una repentina inflamación del apéndice que surge por diferentes motivos. Lo que tiene esta hinchazón es que aparece sin previo aviso y, en muchas ocasiones, requiere intervención quirúrgica inmediata. Por lo tanto, no podemos prever si esto nos ocurrirá durante unas vacaciones en el extranjero. Una operación de urgencia en un hospital fuera de nuestro país y sin un seguro que se encargue de los gastos, completa o parcialmente, puede suponer un desembolso bastante grande.

Apendicitis

En cuanto a la apendicetomía, dependiendo del país la intervención puede costar entre 1.535,4 y 13.696,8 euros, según el estudio realizado por la International Federation of Health Plans. El país en el que más barato saldría una apendicetomía sería Sudáfrica, con 1.535,4 euros, seguido por España, donde a un extranjero sin seguro le costaría 1.721,9 euros que le practicaran esta intervención. De estos dos se pasa a los 5.193,3 y los 5.330 euros que cuesta en Suiza y Nueva Zelanda, respectivamente. Muy cerca se encuentra Reino Unido, donde la operación cuesta 6.886,3 euros. Por último, y doblando al anterior país, está Estados Unidos: pueden cobrar, de media, 13.696,8 euros.

Operación de rodilla

Tropezar por la calle de una forma tonta es tan normal que a veces no le damos importancia. Sin embargo, hay veces que las caídas pueden ser más complicadas y llegar a dañarnos seriamente el pie o incluso la rodilla. Si se te ha ocurrido viajar sin un seguro y tienes una grave podría convertirse en un buen dolor de cabeza y miles de euros invertidos. En Estados Unidos, tropezar con el último escalón del Empire State y que tengan que operarte de la rodilla te costaría en torno a 24.384 euros. En Suiza, si estás esquiando y se te va de las manos, podrías llegar a pagar 17.416 euros. En Reino Unido, Nueva Zelanda y Australia el traspié podría costarte 15.962,4, 14.282 y 13.791,4 euros respectivamente. Sudáfrica y España siguen siendo los países más baratos en cuanto a sanidad se refiere. La operación de rodilla en el país africano costaría 6.744,6 euros y en el europeo 5.785,9 euros.

Viajar con seguro en Europa

Cuando se realiza un viaje dentro de la Unión Europea, es necesario llevar la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y por eso, en ocasiones, pensamos que no nos hace falta un contratar un seguro aparte. En caso de emergencia, esta tarjeta permite al titular acceder a la sanidad pública en el país de destino, además de atención durante el embarazo o en el parto. Sin embargo, no cubre la asistencia en clínicas privadas, la pérdida o sustracción de pertenencias, la repatriación, las demoras o cancelaciones de viajes, el ámbito legal ni el fallecimiento.

El consejo del Ministerio

El Ministerio de Asuntos Exteriores recomienda encarecidamente contratar una póliza que nos cubra en caso de que surgiera algún imprevisto. Además, desde su web recuerdan que es aconsejable apuntarse en el registro de viajeros antes de emprender el trayecto y consultar las recomendaciones de viaje que se incluyen en las fichas de algunos países.

En definitiva, las probabilidades de que nos pase algo durante un viaje están ahí y aunque querríamos que todo saliera perfecto, no lo podemos controlar. Si hay algo en lo que coinciden los viajeros frecuentes es en afirmar que los seguros de viaje son muy necesarios e, incluso, obligatorios como es el caso de Rusia, Bielorrusia, Irán, Argelia, Cuba y Ecuador.