Los peores besos del cine

#Micasateléefono

12/04/2018 | Escrito por Rastreator.com

Unos besos son fugaces y duran unos segundos, pero otros hasta 58 horas. Este último ha sido, precisamente, el más largo de la historia y se conmemora celebrando el Día Internacional del Beso. Los protagonistas participaban el 13 de abril de 2013 en un concurso que se celebra anualmente en Tailandia, en el que los ganadores son los que juntan sus labios por más tiempo. Esta pareja estuvo casi dos días y medio besándose, rompiendo su récord de 46 horas del año anterior.

Imaginamos los labios rígidos de esos concursantes y sabemos que no fue el momento más romántico que vivieron. La química entre dos personas se puede estirar, pero 58 horas es mucho para mantenerla y ser apasionados. Para celebrar el aniversario de este beso, repasamos los peores que hemos visto en la gran pantalla.

Casino

El beso entre Joe Pesci y Sharon Stone fácilmente podría ser el peor del cine. Pesci toma las riendas en esta escena para besar a Stone de una forma muy poco agradable. Sobran las palabras.

via GIPHY

 

El Señor de los Anillos:El retorno del Rey

Viggo Mortensen y Liv Tyler (Aragorn y Arwen) protagonizaron una historia de amor dramática a la par que romántica. Sin embargo, sus besos no serán recordados como los mejores. El actor se limita a chocar sus labios con los de su compañera de rodaje y levantarla para dar varias vueltas.

via GIPHY

Harry Potter y la Orden del Fénix

El primer beso de Harry Potter con Cho Chang fue de todo menos romántico para los actores que los interpretaban. Nunca antes habían grabado una escena así y, además, tuvieron que hacerlo en presencia de sus padres y todos los actores y personal que pasaba por allí y se quiso quedar a verlo. El resultado fue esta escena. Puede no ser el peor beso del cine, pero sí el más incómodo.

via GIPHY

The Tourist

Era la primera (y fue la última película) que Angelina Jolie y Johnny Depp protagonizaron juntos. Los intérpretes no tenían buena relación y sin querer lo transmitieron a los espectadores. El actor afirmó más tarde que besar a Jolie había sido lo menos apasionante que había hecho. Y se nota.

via GIPHY

Serena

Jennifer Lawrence y Bradley Cooper son muy amigos fuera de los set de rodaje, pero cuando actúan juntos como pareja no transmiten esa complicidad. Se nota que ambos no están cómodos con la idea de besarse cuando el guion los obliga a hacerlo porque superponen sus labios encajándolos unos por encima de los otros. De esta forma, se esfuma la naturalidad.

via GIPHY

 

Mi chica

Para quitarnos el mal sabor de boca terminamos con el beso de unos jovencísimos Macaulay Culkin y Anna Chlumsky. Los actores protagonizaron uno de los más tiernos que hemos visto en una película, y sin esforzarse demasiado.

via GIPHY