Luces, cámara y... ¡guau!

#Muyperros

23/05/2018 | Escrito por Rastreator.com

Los animales son un reclamo publicitario muy utilizado. A menudo se convierten en imagen de muchas marcas y los protagonistas de los anuncios de otras. Por ejemplo, Rastreator, nuestro jefe, es un basset hound que se ha convertido en la cara visible de la empresa. Otras compañías, como por ejemplo Scottex, recurren a los adorables cachorros de labrador para enternecernos en sus anuncios y Cartier a la pantera como símbolo de elegancia.

Las campañas de televisión en las que se utilizan animales se realizan siempre bajo un gran control para que los animales protagonistas no se sientan estresados ni fatigados en ningún momento. Para esto es necesaria la implicación de profesionales que realizan un gran trabajo durante el rodaje de los anuncios, películas o cortos.

Por ejemplo, Rastreator cuenta con su propio veterinario y cuidador en todos y cada uno de los rodajes, ya que es muy importante que el gran jefe de la empresa sea cuidado en todo momento. Aquí tienes un vídeo de la última campaña de anuncios que hemos realizado “El Mejor Comparador de la Historia” en la que Rastreator.com se vio las caras con un Neandertal, un Faraón, Pisano…

Grabar con animales

A la hora de rodar un anuncio o una película en la que aparezca un animal, se suele contratar a una empresa que se dedique a ello profesionalmente. Es esencial asegurarse de que tratan a las mascotas con todo el cuidado que requieren y garantizar que cumplen las normativas. De lo contario, podría ser perjudicial tanto para el actor como para la marca.

Andrés Albarracín, coordinador de rodaje de SetAnimals, empresa que se dedica a grabar anuncios con mascotas, nos cuenta que el proceso comienza cuando el cliente les presenta la idea. El equipo, que se encarga de la producción de todo lo relacionado con el animal, evalúa el guion y decide qué localización y tipo de ‘actor’ (en cuanto a raza, edad, condiciones etc.) es el adecuado para lo que se pide. Intentan acercarse lo máximo posible a lo que el director quiere, para lo cual Albarracín hace de nexo de unión con los adiestradores.

Estos peculiares actores no viven como las estrellas de Hollywood, no pasan los días de un rodaje a otro sin descanso. Son animales domésticos que tienen un hogar y una familia que los cuida. “En SetAnimals no trabajamos con circos ni zoos”, asegura el coordinador. “Algunos como los guepardos o los tigres, que son más peligrosos que el resto de mascotas, también viven con particulares aunque en lugares más grandes y vallados”, dice Andrés. Además, cuenta con una red de contactos en todo el mundo que les “echan una mano” con aquellos animales a los que no pueden acceder.

Los protagonistas son los perros

En SetAnimals los protagonistas son, principalmente, perros y gatos como los que aparecen en los anuncios de Scottex, Affinity, Purina o Whiskas, pero trabajan con todo tipo de animales. Los felinos, dice Andrés Albarracín, son los que “realmente complican los rodajes”. Aunque en esta empresa están preparados para todo, Andrés recuerda que “una vez nos pidieron que grabáramos con mosquitos para un anuncio de insecticida” y admite que se lo pensaron pero que terminaron desestimando la propuesta.

Siempre que vayamos a rodar con un animal, ya sea un anuncio o una película, hay que pensar primero en su bienestar y no en que la grabación salga perfecta en el menor tiempo posible. Hay que armarse de paciencia, pedir todos los permisos legales necesarios, asegurar al ‘actor’ como es debido y tratarlo siempre con cariño y respeto.

Rodaje con animales

Una vez hecha la selección del animal en base a las necesidades del cliente, llega el momento del adiestramiento. Para ello, cuentan con entrenadores profesionales que trabajan con el animal el tiempo que haga falta. La duración de esta fase dependerá de lo que sepa hacer y las acciones que deba realizar en la grabación.

“Antes del rodaje es necesario que uno de nuestros veterinarios, que son un pilar muy importante, pida una autorización, que en cada comunidad autónoma es diferente”, nos cuenta Albarracín. En Madrid el profesional debe entregar en el Departamento de Servicios Veterinarios toda la información identificativa sobre el animal, la duración y las acciones que llevará a cabo en el rodaje. “No pedir este permiso conllevaría una multa para la productora”, comenta el coordinador de SetAnimals. El veterinario que pide el permiso es el que debe estar presente durante la grabación para asegurar el bienestar del animal. “Cuando el rodaje termina, él es quien expide un certificado de buenos tratos a la productora”, sigue Andrés Albarracín.

En un rodaje también están presentes el coordinador del proyecto y el entrenador, que se aseguran de que todo salga a la perfección. Por si surgiera algún problema, estas empresas tienen seguro de responsabilidad civil a terceros, que “cubre los daños que pudiera causar el animal”, explica el coordinador. Además, la productora se ocupa de contratar, entre los demás seguros necesarios para un rodaje, uno de vida para el animal.